Esta tasa había sido declarada inconstitucional por el juez Sergio Rodríguez del cuarto Civil, quien tras un recurso de amparo de la empresa consideró muy elevada la suma y la declaró inconstitucional.

Ayer los ediles modificaron la OTA y a los $100.000 que pagaba el año pasado la empresa como tasa por cada una de las 3 salas de juegos que tiene en Capital se le aplicó una suba del 48,5% justificada en la inflación que midió el INDEC. Con esto la tasa quedó en un monto de $178.000 que debe pagara Ivisa por cada una de las 3 salas. La empresa deberá pagar entonces $ 5.874.000 hasta el mes de noviembre, según dijo el Concejal Gabriel Castro, si no lo abonan en un solo pago lo pueden hacer financiado, pero con interés como todo ciudadano.

Juan Pablo Dara, presidente del Concejo Deliberante explicó que al poner el aumento ajustado a la inflación del INDEC, es un argumento para que el juez no vuelva a fallar a favor de la empresa si se vuelve a dar una disputa judicial por este tema.

Cabe destacar que cuando la empresa pidió un amparo y el juez le dio la razón en dos ocasiones, el municipio nunca apeló el fallo lo que despertó las críticas por parte de todo el arco legislativo para el ejecutivo municipal.

Según manifestó a Diario El Zonda, el concejal de la oposición Juan Sansó, “quedamos de acuerdo entre todos los concejales en remitir todo lo actuado en base a constatar que no se defendió la municipalidad y queremos que sea enviado a la Justicia para que el fiscal investigue si no hubo perjuicio económico hacia la municipalidad. Cuando la empresa presenta el amparo, el juez pide que la municipalidad se defienda y nunca se defendió, cuando nosotros subimos la tasa a $260.000 para desalentar el juego y si la municipalidad no se lo explicó al juez el nunca supo la causa”.

Sansó adelantó que la semana que viene presentaran esto en forma de proyecto,“es como una denuncia al ejecutivo”, explicó.