El operativo se realizó en un local ubicado en la avenida Francisco Beiró 5528, donde funciona un maxikiosco, y en un domicilio particular en la calle Pedro Lozano 3375, y surge como consecuencia de los controles realizados por el cuerpo de inspectores de Lotería de la Ciudad, e investigaciones posteriores realizadas por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales.
En ambas locaciones se hizo presente personal de los organismos antes mencionados, y en presencia de testigos, se procedió al registro de las mismas, a los efectos de hallar elementos probatorios, que pudieran dar indicios de comercialización de juegos de apuestas.
Durante el procedimiento, se procedió al secuestro de dinero en efectivo por una suma total de $ 112.635, dos computadoras, teléfonos fijos y celulares y cuadernos con anotaciones varias de interés para la causa.
Para Lotba, esta acción se enmarca dentro de su política permanente de prevención del juego clandestino en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. La violación al Artículo 301bis del Código Penal, desde diciembre de 2016, dejó de ser una contravención y pasó a ser un delito que prevé penas de tres a seis años de prisión de cumplimiento efectivo.