Los Agencieros Reclaman Pagos Atrasados Del IPLyC

Los últimos días de la gestión de Matías Lanusse frente al Instituto Provincial de Loterías y Casinos (IPLyC) fueron marcados por el silencio sobre temas acuciantes como el juego online, y por el descontento de los sectores involucrados en este sector en la provincia.

Además, la gestión saliente dejó una deuda de cerca de 185 millones de pesos con Nación Servicios por incumplimiento de contrato con el servicio de carga de la tarjeta SUBE, realizada en las agencias de quiniela bonaerenses.

Según la nota emitida por el presidente de Nación Servicios, Benoit Culot, con fecha 19 de diciembre, se pone en conocimiento de las actuales autoridades del Instituto el incumplimiento del contrato que estipula que los pagos debían realizarse cada 96 horas, siendo la obligación de Nación Servicios realizar pagos a las empresas transportistas cada 24 horas. Nación Servicios S.A. es la empresa administradora del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE).

Según el documento, la falta de cancelación del IPLyC afecta directamente a la cadena de pagos involucrada en el sistema, poniendo en riesgos el cobro de los usos por parte de las empresas trasportistas que lo utilizan como medio de pago.

El total de la deuda, que comenzó a evidenciarse el 4 de noviembre, llega a $ 184.994.316,84 (más de 320 mil dólares), correspondiendo a deudas vencidas más del 99 por ciento del monto.

Debido a que todas las gestiones e intimaciones realizadas por Nación Servicios han sido desoídas hasta la fecha, la empresa suspendió la carga de la tarjeta SUBE en todos los puntos dependientes del IPLyC, lo que podría traer problemas a cerca de 400 mil usuarios.

Por su parte, los agencieros nucleados en CAOLAB sumaron sus quejas a la gestión anterior y, en un comunicado de prensa, explicaron que en la actualidad no hay en el Instituto un responsable que pueda firmar un documento para habilitar el pago de la deuda.

El comunicado explica que esta situación afecta también a la Cooperativa Río de la Plata, que administra los seguros y las prepagas de los agencieros.

La CAOLAB sumó quejas a la administración de María Eugenia Vidal al denunciar que la exgobernadora no sólo deja una deuda millonaria y a las agencias en estado de emergencia, sino que también avaló a Matías Lanusse en la decisión de otorgar nuevos legajos para la apertura de agencias y sub agencias a días del final de su gestión.

Cabe destacar que las sub- agencias no necesitan la apertura de documentación, por lo que se pueden otorgar de manera discrecional y según Marcelo Iglesias, titular de CAOLAB, se hace "por amiguismo político a determinados grupos económicos, como bingos".

La deuda millonaria con Nación Servicios, la acefalía y la inseguridad que la situación actual del Instituto fue descripta como "caótica" en el comunicado de prensa de CAOLAB.

Los agencieros explican que su sector está "inmerso en una situación muy delicada", por lo que esperan que las futuras autoridades del Instituto tengan voluntad para poner las cuentas en orden y volver al diálogo y al trabajo en conjunto.

Ver aquí la comunicación enviada al IPLyC


 

 


 
Banner
Banner
Banner