Fecoljuegos Rechazó Acusaciones De Amaño De Partidos

A través de un comunicado de prensa, la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar (Fecoljuegos), salió al cruce de las polémicas declaraciones de Eduardo Pimentel, máximo accionista de Boyacá Chicó, un club de fútbol de ese país. Pimentel aseguró que la liga colombiana de fútbol está manejada por “el que ponga más plata”, e incluso se atrevió a decir que “hoy los resultados en el futbol los mandan y los deciden las apuestas”.

A través del parte de prensa, Fecoljuegos informó que "las diecisiete (17) plataformas de apuestas por internet autorizadas en el país han realizado los respectivos análisis en sus sistemas de monitoreo con el área de riesgos, sin encontrar alguna novedad o detectar alguna apuesta inusual para este evento deportivo".

Por esa razón, aclaran, "hacemos un llamado a la opinión pública y en especial al señor Pimentel para que se abstenga de establecer sin soporte alguno cualquier relación entre las casas de apuestas y posibles afectaciones que se hayan presentado en el encuentro deportivo, toda vez que, dichos señalamientos atentan contra el buen nombre y la reputación de la industria de juegos de suerte y azar, especialmente de la modalidad de juego online".

Según Fecoljuegos, "este tipo de conductas fraudulentas afectan directamente a las casas de apuestas, ya que, son los operadores quienes deben asumir los costos económicos de estas prácticas".

En el comunicado destacan que "Fecoljuegos en representación de los empresarios ha manifestado en diferentes oportunidades el compromiso del sector con la integridad en el deporte, los operadores de apuestas online son aliados del deporte y velan por que exista transparencia y seguridad en la estrecha relación que existe entre estas dos industrias, de allí, que se ha trabajado de manera articulada con la División Mayor del Fútbol Colombiano mediante el Convenio de Cooperación para la lucha contra la manipulación de competiciones deportivas de fútbol, con el propósito de detectar cualquier riesgo de amaño deportivo y trabajar en la prevención de acciones como estas que atentan contra la operación online y la sana competencia deportiva".

Pimentel inició una campaña en su cuenta de twitter para «esclarecer que es lo qué esta pasando» y solicitó apoyo de videos, mensajes, fotografías y documentos, pagando recompensa de 50 millones de pesos.


 

 


 
Banner
Banner
Banner