Las Apuestas Deportivas En Colombia Caen 90%

Como consecuencia de la paralización de prácticamente todos los torneos de fútbol en el mundo al igual que los juegos olímpicos de Tokyo, el sector de las apuestas deportivas en Colombia se encuentra seriamente afectado.

"El 90% de las apuestas online en Colombia son sobre eventos deportivos y en este momento todos estos eventos han sido suspendidos", asegura Evert Montero, presidente de la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar (Fecoljuegos).

Este sector que venía creciendo exponencialmente con incrementos del 303% en las apuestas desde octubre del 2017 hasta octubre del 2019, hoy se encuentra ante un panorama de incertidumbre. Alrededor de 18 operadores autorizados para prestar este servicio por internet reciben ingresos mínimos del 10% de las apuestas que aún permanecen vigentes.

"Tenemos una marca que se llama Zamba.co y es complejo porque el negocio más importante está en las apuestas deportivas y ahora están en un 5%. Este año teníamos grandes expectativas", resalta Rodrigo Afanador, director ejecutivo de Vicca Group.

Como este, otro agravante de la situación, según manifiestan los empresarios, es el fuerte estigma del sector financiero
frente a la actividad. "A este sector no lo ayudan los bancos. Es difícil para nosotros acceder a las líneas de crédito como la de Bancoldex porque los bancos consideran que nosotros no somos objeto de créditos", manifiesta Montero.

Al respecto Coljuegos, el regulador de los juegos de suerte y azar en el país, redactó dos cartas dirigidas a los presidentes de Bancóldex y Asobancaria, para solicitar la autorización de ingreso de estas empresas a estas líneas de crédito. En la carta se ponen en consideración, además, los aportes que realiza el sector a la salud en Colombia.

En el 2019 a través del pago y transferencia de los derechos de explotación de estas empresas se produjeron $1,7 billones para los recursos de la salud de los colombianos. En este sentido, la totalidad de las transferencias mensuales a la salud que se dejarían de percibir por la coyuntura serían de $55.334 millones (incluyendo a todo el sector como los establecimientos físicos).

Los juegos de suerte y azar mueven cerca de 200.000 empleos en todo el país, de los cuales el 70% corresponden a pequeñas y medianas empresas.


 

 

Fuente:www.portafolio.co

 

 


 
Banner
Banner
Banner