El Sector En México Demanda El Diferimiento De Impuestos

La industria del juego en México, con 382 salas habilitadas en el país, anticipa un panorama complejo por la crisis sanitaria causada por la expansión del Covid-19. Sin embargo, para la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta (AIEJA), las instalaciones cerradas y sin operación por, en el mejor de los casos, 6 semanas, podría abrir nuevos escenarios de negocios.

"Desde el 13 de marzo, algunos estados se adelantaron a declarar el cierre de los casinos de manera voluntaria: en Sonora, Sinaloa, Quintana Roo. Hoy todos los casinos están cerrados a partir de la recomendación de salud del 23 de marzo hasta el 30 de abril", comentó Miguel Ángel Ochoa, presidente de la Asociación de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta (AIEJA).

Desde esa fecha también se impulsaron medidas de limpieza y distancia en las salas que continuaron operaciones hasta la segunda mitad de marzo.

Ahora, ante un escenario de presión económica, el titular de AIEJA prevé que serán meses difíciles para sostener los más de 50 mil empleos directos que se generan con la operación de las salas en completa inactividad.

No obstante, celebró que algunas entidades ofrezcan facilidades para el diferimiento de impuestos, e incluso, medidas como eliminar el cobro de algunos gravámenes a premios una vez que retomen operaciones.

"En Puebla, por ejemplo, no se cobrará el 10% del impuesto a los jugadores, estamos esperando la respuesta de la Federación que hasta ahora no se ha dado ninguna", comentó Ochoa.

Ante el eventual regreso a las actividades, por ahora señalado para los primeros días de mayo, el empresario anticipó que la reactivación de toda la economía será lenta y la respuesta de los clientes no será inmediata, por lo que los estímulos fiscales son importantes.

"De la Federación quisiéramos el diferimiento de impuestos. Estamos esperando que el gobierno acceda a un mecanismo de apoyo a las salas del país. la recuperación
será muy lenta entonces tendremos dinero poco a poco para ir pagando esos impuestos que esperemos sean diferidos. Entre 10, 12 o 15 salas van a estar en riesgo porque el gobierno federal está pidiendo el pago de impuestos ya ahorita y que le pagues el 100% a los empleados", alertó.

En ese escenario, Ochoa estimó que si se llega a dar ese cierre, una de las primeras alternativas sería el traspaso de la sala activa y con permisos a un consorcio más grande con capacidad para continuar con su operación y solo algunos casos se verían orillados a declararse en quiebra y solicitar su baja ante la Secretaría de Gobernación.

El cese de la actividad deportiva representa otro obstáculo para la operación de las casas de juego, pues su parte de apuestas en línea estaba mayormente orientada a las apuestas deportivas.

Por ello, para las empresas que se dedican a este servicio de apuestas, la actividad deportiva mediante videojuegos podría ser una oportunidad de negocio.

"Esta apuesta videodeportiva es una oportunidad de apuesta y aunque uno de los primeros países del mundo que lo está haciendo es México, los grandes empresarios de la apuesta on line estarán muy interesados en esta actividad", comentó.

Sin embargo, explicó que habría que definir la manera en que se puede anticipar quién será el ganador, pues apenas se conoce a los jugadores que comandan los equipos.

Apenas el viernes pasado comenzó la e-Liga MX, con los futbolistas profesionales de distintos equipos simulando los partidos del torneo mexicano en un juego de Play Station.


 

 

Fuente:www.forbes.com.mx

 

 


 
Banner
Banner
Banner