Hipódromo De San Isidro Prepara Protocolo Para Reanudar Actividades

El Hipódromo de San Isidro está preparando un nuevo protocolo sanitario para reiniciar sus actividades en cuanto las autoridades lo permitan, que aborda cada detalle desde la salida de los ejemplares hacia el hipódromo y la permanencia de su equipo en las instalaciones una vez corrida la carrera.

"Yo creo que si nos autorizan, es potable volver a correr", expresó el jefe del Servicio Médico Horacio Focaraccio, a Revista Palermo. "La mayor concentración de gente se da en las mañanas y se está realizando. La decisión de permitirlo fue muy importante para asegurar el bienestar de los caballos".

El protocolo "para ser efectivo, debe ser muy estricto y cumplirse", agregó el facultativo.

Según informa Turf Diario, el reducto donde se corrió el último Gran Premio Latinoamericano presentará la propuesta en las próximas horas al Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires (IPLyC).

"Llegado el momento, quien tendrán que autorizar la realización de reuniones hípicas será la Lotería, por eso nosotros lo enviamos hacia esa dependencia. Ellos luego solicitarán la aceptación por parte del Ministerio de Salud. Es muy similar al que tiene en sus manos Palermo, con algunos cambios por cuestiones de estructura y edilicios, pero virtualmente en el mismo concepto", dijo Juan Villar Urquiza, presidente del Jockey Club.

De acuerdo al protocolo, para ingresar a San Isidro deberá tramitarse un Permiso Único de Ingreso y/o Permanencia (PUIP), destinado a preparadores, jinetes, propietarios y
personal de caballerizas, el que podrá ser denegado en caso de que el solicitante pertenezca a grupos de riesgo, ha realizado viajes al extranjero o si tuvo contacto con personas contagiadas por COVID-19 en los días anteriores.

En todos los casos, los asistentes a cada reunión hípica deberán cumplir obligatoriamente con las restricciones de distanciamiento social y además, cada uno de ellos tendrá que utilizar mascarillas. En los accesos se controlará la temperatura y quienes registren más de 35,7 grados, automáticamente quedarán impedidos de ingresar.

Además, se mantendrá un entorno aséptico en la sala de jinetes, en donde los casilleros estarán separados por una distancia mínima de dos metros.

Por su parte, se espera que idealmente los caballos se presenten a correr siendo traídos "de tiro" por sus cuidadores desde el Centro de Entrenamiento. En el caso de los que viajan en camión, no se permitirá que vengan más de cuatro ejemplares en un mismo transporte.

"El cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades facilitará la posibilidad de reiniciar la actividad, cuando así lo determinen", cita en un comunicado el Hipódromo de San Isidro.


 

 

Fuente:elturf.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner