Trabajadores De Las Vegas Rechazan Volver A Los Casinos

La alcaldesa de la ciudad de Las Vegas, Carolyn Goodman, lleva días pidiendo la reapertura de los casinos y los hoteles de esa región, actualmente sin actividad por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, los trabajadores que deben estar expuestos al público se oponen por temor a ser contagiados.

Asimismo la alcaldesa rechaza cualquier responsabilidad en elaborar pautas o guías sobre la forma en la que deben reabrir la actividad para mantener la seguridad sanitaria.

En una reciente entrevista con la CNN, Goodman se ha escudado en que ella no regenta ningún casino u hotel y deben ser los propietarios quienes encuentren la manera de abrir sus negocios: "Es su trabajo. Eso no es el trabajo de una alcaldesa". La mandataria, que califica de "alarmista" al periodista que se lo pregunta, afirma: "Yo no soy la propietaria de ningún hotel. Ojalá. Tendría el hotel más limpio preparado para cualquier ser humano que entrase".

En declaraciones que recoge la NBC, Goodman aseguraba que "quiero que abramos en la ciudad de Las Vegas para que nuestra gente pueda volver a trabajar". Sin embargo, cuando se le cuestionaba por cómo priorizar la seguridad de los empleados de los locales de ocio, la alcaldesa no lo tenía nada claro: "Depende de ellos averiguarlo. No tengo un casino".

Con esa respuesta, la alcaldesa conseguía el rechazo frontal del sindicato UNITE Here, que representa a más de 300.000 trabajadores de hostelería de todo el país. Su presidente, D. Taylor, calificó los comentarios de Carolyn
Goodman como "una de las peores cosas que he escuchado. Nadie desea más que yo que la gente vuelva a trabajar, pero todos quieren regresar a un lugar de trabajo seguro y no ser un experimento".

Ese sentimiento lo encarna a la perfección Alexander Acosta, camarero del centro de conferencias César Forum. Para él, las declaraciones de la alcaldesa no tienen sentido: "No somos sujetos de prueba. Somos personas. Somos empleados. Tratamos de vivir todos los días como podemos. No deberíamos ser conejillos de indias".

Steve Sisolak, gobernador de Nevada, escribía este miércoles en su cuenta de Twitter que Las Vegas reabriría "cuando sea el momento adecuado. Estamos trabajando las 24 horas para asegurarnos de que no solo seamos el destino más divertido del mundo, sino el más seguro". Sin embargo, no se atrevió a dar una fecha fija en la que se produciría esa reapertura.

Nevada no es uno de los estados más afectados por el covid-19, ya que tiene 4.081 casos confirmados y un total de 172 personas fallecidas. Sin embargo, es el destino de 40 millones de visitantes anuales procedentes de Estados Unidos y del resto del mundo, por lo que podría convertirse en uno de los grandes focos de infección mundial.


 

 

Fuente:www.eldiario.es y www.elconfidencial.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner