Mendoza: Agencieros Denuncian Que El Juego Clandestino Se Duplicó

Los agencieros nucleados en la Asociación Mendocina de Agencias de Juego Oficial (AMAJO) están solicitando al gobierno de esa provincia que les otorgue la posibilidad de abrir sus locales al público debido a la delicada situación económica que están atravesando. Su titular, Enrique Paolini, manifestó que el juego oficial en Mendoza está totalmente paralizado, situación que está dando lugar a que se revitalice el juego clandestino.

El titular de AMAJO destacó que, al estar sin trabajar los casinos y los bingos, la recaudación del juego clandestino se ha duplicado gracias a que realizan sus jugadas a partir de la tómbola uruguaya, cuestión que está generando un panorama muy complicado para cuando se vuelva a la normalidad. Por otro lado, Paolini dijo que los loteros mendocinos están transitando por una situación "apremiante y acuciante por la necesidad de ingresos". Desde el 19 de marzo, fecha de emisión del decreto presidencial que marcó el inicio del aislamiento social, todas las agencias y sub-agencias de quinielas de Mendoza están con sus actividades paralizadas, y por ende, sin recaudación.

Según explicó el dirigente, ante esta situación "las autoridades no han acusado recibo y no se han recibido subsidios ni préstamos a tasa cero ni a ninguna tasa. Lamentablemente estamos ya en una situación de ahogo total, de no poder hacer frente a las obligaciones como alquileres, los sueldos de los empleados y las necesidades de cada una de las familias de las alrededor de 5 mil personas en la provincia que viven de esto" .

El panorama también afecta de forma directa al gobierno provincial. El parate de la quiniela mendocina representa una significativa baja en la recaudación fiscal del Estado provincial, que alcanza cerca de 8 millones de pesos diarios. "Esto indica un volumen muy importante de dinero que serviría para ayudar a hacer frente a situaciones como la que estamos viviendo, para dar insumos a todo el sistema de salud", indicó Paolini, quien además reveló que se están habilitando los locales de quiniela solamente para el cobro de impuestos. "Así que en el mismo mostrador estamos, por una ventanilla, cobrando impuestos y la otra ventanilla, dentro del mismo local, en la que podríamos estar
levantando juego y recaudando fondos para el Estado, está paralizada. Lamentablemente esa es la situación".

Asimismo agregó que los nucleados en AMAJO están alineados con la necesidad de enfrentar la pandemia de COVID-19, pero que al día de hoy y luego de haber presentado un protocolo de prevención a las autoridades, solamente consiguieron que se les otorgase el cobro de impuestos. "Resulta curioso ver que cualquier verdulero atiende a sus clientes prácticamente sin protocolo, porque lo único que usa es un barbijo, no existe ninguna medida de seguridad y los inspectores pasan sin ningún problema, y no llaman la atención, no ponen multas, absolutamente nada".

Paolini pidió a los gobiernos nacional y provincial que se arbitren los medios para auxiliar a su sector y que mediante la aplicación de los protocolos correspondientes puedan generar ingresos y beneficiar de esa manera a la recaudación fiscal.

Por otro lado, señaló que el juego online, que hoy se está discutiendo dentro del seno del legislativo provincial, es un fenómeno mundial y su llegada es inevitable, aunque entiende que no va a incluir, por lo menos en una primera etapa, a los juegos de lotería que ellos ofrecen. Sin embargo, indicó que las agencias de quiniela no van a quedar al margen de su comercialización, aunque deberán sentarse a discutir los procedimientos y comisiones antes de que se apruebe su regulación y entre en vigencia efectiva.

Las demandas que la AMAJO elevó al gobierno de Rodolfo Suárez no han obtenido a la fecha respuesta positiva alguna y solamente se les ha comunicado que la liberación de los locales lotéricos sólo podrá hacerse efectiva por decisión del gobierno central.


 

 


 
Banner
Banner
Banner