El Parate Del Juego Golpeó A La Recaudación Fiscal

Los juegos de azar en la provincia de San Juan estuvieron cerca de dos meses sin funcionar a causa de la cuarentena por el coronavirus, lo que originó pérdidas significativas para las agencias y la Caja de Acción Social. El organismo estatal dejó de percibir algo más de $22 millones, dinero que es volcado, entre otras cosas, a conceder préstamos a los trabajadores del sector estatal.

La Caja de Acción Social depende del Ministerio de Hacienda y es una de las entidades del estado que se financia con lo que recauda. Sus fondos se conforman, principalmente, por el canon que paga el casino y un porcentaje de lo que apuesta la gente en los juegos de azar, como la quiniela provincial y nacional, Brinco, Quini 6 y Telekino.

En el contexto de pandemia, los juegos se paralizaron y la Caja de Acción Social, como el resto de la administración pública, trabajó con guardias mínimas. El 11 de mayo, la actividad entró en una de las flexibilizaciones y volvió a funcionar, aunque aún no a pleno.

La Caja recaudaba en promedio $3 millones por día por los juegos de azar, de lo que le quedaba un neto de 17%, es decir $510 mil. Si se cuenta que el sistema de apuestas funciona de lunes a sábados, hubo 44 días sin actividad y eso hizo que el organismo oficial dejara de embolsar $22,4 millones.

El dinero que se recauda, entre otras cosas lleva a engrosar el presupuesto que se destina a préstamos a los empleados del Estado y entidades que tienen convenio con
la Caja. Significa que la cuarentena resentirá la disponibilidad financiera y el fondo para entregar los créditos, que son mucho más blandos que los ofrece el sistema bancario.

El parate también afectó a los otros actores que viven de los juegos de azar. Si bien la mayor parte de los $3 millones que se recaudan a diario es para premios, el 62%, el resto se divide en un porcentaje para las agencias de quiniela en concepto de comisión y otra parte es para el pago de los que capturan apuestas.

Por ahora, la vuelta a la normalidad es parcial. Como hay juegos de carácter nacional que no se están haciendo, en San Juan únicamente se están tomando apuestas para la quiniela provincial.

Los efectos que la pandemia dejó en la institución que dirige Claudia López no son muy distintos a los que sufren las cuentas públicas en general. Al haber estado suspendidas la mayoría de las actividades económicas en la provincia y el país, la recaudación local y la coparticipación federal se vinieron al piso durante marzo y mayo y solamente en el primer cuatrimestre, al fisco sanjuaninos ingresaron $3.400 millones menos de lo presupuestado.


 

 

Fuente:www.diariohuarpe.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner