Quedó Imputado El Gerente Del Bingo Bahiti

El fiscal Harry Suaznábar imputó a José María Peñaranda, gerente del Bingo Bahití, por el delito de enriquecimiento ilícito y daños económicos al Estado. La Fiscalía calcula que el monto de la defraudación alcanzaría los 500 millones de dólares tanto a la Lotería Nacional como Impuestos Internos. El fiscal explicó que Peñaranda también será investigado por el caso Terrorismo II, porque existen algunos indicios que lo vinculan como financiador del grupo separatista que dirigía Eduardo Rózsa Flores, abatido en Santa Cruz en abril de 2009.

La Fiscalía había adelantado que avanzaba en las investigaciones que involucran a las empresas de juego Lotex y  Bahiti en el financiamiento del grupo irregular liderado por Eduardo Rozsa y que fuera desbaratado en abril de 2009 en el hotel Las Américas de la ciudad boliviana de Santa Cruz.

 Por su parte, Peñaranda denunció que fue detenido de manera ilegal en el aeropuerto de Viru Viru a la medianoche del lunes, cuando estaba a bordo de un avión de AeroSur con destino a Miami, Estados Unidos. Fernando Galindo, abogado de la defensa, manifestó que su cliente fue subido a la fuerza y trasladado a La Paz. "Todo es una maniobra del Gobierno, y mi cliente fue detenido arbitrariamente y retenido por más de ocho horas por los efectivos policiales".

Dijo que contra él no pesaba ningún cargo pendiente ni orden de arraigo, ni notificación de proceso alguno, y desconoce por qué lo han trasladado a otro lugar.

"Este es el primer caso donde se pudo establecer que algunos funcionarios de esas casas de juego, Lotex y bingo Bahiti, están involucrados y vamos a investigar", dijo el fiscal Harry Suaznábar y añadió que no descartan que otras actividades como el narcotráfico hubieran financiado las actividades del grupo de Rózsa.

Según el fiscal, los dineros eran depositados por la empresa Lotex y el bingo Bahiti en una cuenta de Carlos Guillen Moreno, que luego fue incorporó como firma autorizada a Gladys Argirakis Blacud; ambos se giraban cheques entre sí y a otras personas.

Los depósitos varían entre Bs 78.000 y Bs 90.000 (más de 530 mil y 620 mil dólares, respectivamente), cada cierto tiempo, el fiscal explicó que se hacía el depósito y se volvía a depositar cuando se acababa el dinero y las entregas no tenían regularidad y no había fechas fijas para el giro o cobro.

Suaznábar también indicó que sospechan que estas casas de juego utilizaban las empresas de Guillen para "blanquear el dinero".

Según la Fiscalía, la empresa de Guillen era ilegal porque no tenía contrato con sus empleados, no pagaba el seguro de ley, no aportaba a las AFP ni tenía planillas de pago, lo que configura una empresa dedicada al blanqueo de dólares.

Por todas estas conclusiones, el Ministerio Público decidió incluir entre los financiadores a las dos empresas de juegos de azar; determinación que dio lugar a la aprehensión en el aeropuerto Viru Viru, de José María Peñaranda, presidente del grupo Lotex y gerente del Bahiti. El fiscal, no obstante, dijo que fue aprehendido por el caso de las casas
de juego.

Exsecretaria, arrestada

Gladys Argirakis Blacud, exsecretaria de Carlos Guillen Moreno que fue citado a declarar el 22 de septiembre de 2010 para luego desaparecer, fue acusada de terrorismo, alzamiento armado, conspiración  y organización criminal, y remitida al Centro de Orientación Femenina (COF) de Obrajes en La Paz. La acusada tiene en Santa Cruz, un bebé en estado de enfermedad. La Fiscalía la acusó de haber entregado dinero al grupo de Eduardo Rózsa y además de haberse comunicado con el abatido presunto terrorista.

La resolución fue leída por la autoridad judicial, tras la audiencia que duró cerca de dos horas y media, en medio de la protesta de la defensa. Según el fiscal Harry Suaznábar la acusada no sólo se comunicó con Rózsa sino con otros acusados como Alberto Melgar y Hugo Achá, que están prófugos por el caso terrorismo I y por lo cual su exempleador se fugó también del país

Suaznábar dijo que la imputada había manejado, a través de al menos 33 giros y cheques al portador, cuentas bancarias que no le pertenecían y que eran del fugitivo Guillén.

Libre y preso de nuevo

El jurista Fernando Galindo informó que su cliente, José María Peñaranda, gerente del bingo Bahití, fue detenido en el aeropuerto de Viru Viru a la medianoche del lunes cuando estaba a bordo de un avión de Aerosur con destino a Miami, Estados Unidos.

Cerca del mediodía llegó el fiscal Francisco Núñez del Prado y le tomó su declaración informativa en calidad de testigo en un proceso por sedición abierto por la ministra de Transparencia, Nardy Suxo.

Una vez concluida la diligencia fiscal, el ejecutivo del Bingo fue dejado en libertad, pero para su sorpresa y también la de su abogado, al dejar las instalaciones de Diprove, una vagoneta lo esperaba con tres agentes y un supuesto mandamiento de aprehensión.

Su abogado, Fernando Galindo informó, que acto seguido fue subido a la fuerza y trasladado a La Paz, a cargo del fiscal Harry Suaznabar por el presunto delito de daños económicos al Estado.

El abogado Galindo señaló que hay un "rosario" de violaciones a procedimientos policiales y garantías constitucionales, y denunció que "todo es una maniobra del Gobierno", pues su cliente fue detenido con una orden de aprehensión impresa en un boleto de la línea aérea Gold y permaneció más de 8 horas sin ser interrogado. Señaló, que contra él no pesaba ningún cargo pendiente, ni orden de arraigo, ni notificación de proceso alguno y desconoce por qué lo han trasladado a otro lugar.


 

 

Fuente:www.laprensa.com.bo, www.opinion.com.bo y eju.tv

 

 


 
Banner
Banner
Banner