Sin Ruletas Ni Naipes, Solo Tragamonedas

Si todo marcha como hasta ahora y no hay un crecimiento de casos que obligue a restringir las medidas de circulación, las seis salas de juego que funcionan en la provincia argentina de San Juan reabrirán sus puertas el miércoles 1 de julio, según confirmaron fuentes del Comité Covid-19, que estuvo reunido el jueves por la tarde. Será sin juegos en vivo, es decir ruleta y naipes, y sólo con máquinas tragamonedas que llevarán acrílicos separadores para evitar contagios entre los jugadores.

De acuerdo a lo previsto hasta ahora, las salas funcionarán de 10 a 20, de domingos a martes, y de miércoles a sábados trabajarán desde las 10 hasta la medianoche. En San Juan funcionan seis salas, sólo dos de ellas con juegos en vivo, es decir con crupieres que reparten las cartas o hacer girar la ruleta. Son las que están ubicadas en la calle General Acha, pasado Rivadavia, y la central que funciona en forma anexa al Hotel Del Bono Park, sobre la avenida Central. Las otras cuatro están en calle Mendoza pasando Mitre, hay otra sala frente a la plaza de Villa Krause, en Rawson, otra funciona sobre la Diagonal Sarmiento, en Caucete y la última en Benavídez y Salta, en Chimbas. Todas cerraron sus puertas desde el 17 de marzo, es decir que cuando reabran habrán pasado 106 días sin actividad. Según datos del sector, el 70% de los ingresos de las salas de juego es por las máquinas tragamonedas, es decir que es la actividad principal.

Y el 30% restante corresponde a los juegos en vivo, las cartas y la ruleta. Según el protocolo aprobado por el Ministerio de Salud para la actividad, el regreso de las salas de juego será con uso de barbijos, tanto para el personal y clientes, desinfección periódica de las máquinas y con control de la temperatura en el ingreso en los locales. Adentro, según explicó Mario Pereyra, gerente general de la empresa Ivisa, que es la concesionaria del negocio del juego en San Juan, no se permitirá la circulación de personas si no están jugando. "No podrá haber gente paseando entre las máquinas", explicó el directivo. Además, habrá mamparas de acrílico separando las tragamonedas, un sistema que ya se está aplicando, por ejemplo, en Las Vegas, la cuna del juego. Y no habrá juegos de naipes ni de ruletas. Tampoco se podrá consumir en mesas o en la barra, sino que el que quiera consumir, por ejemplo una bebida, la deberá comprar y tomar mientras juega en las máquinas. La ocupación de las salas de juego está calculada en un 30% de la capacidad total. "Estamos ansiosos por volver después de tantos días sin actividad", dijo Pereyra.

Los que también estaban muy preocupados eran los empleados. Manuel "Moño" Jiménez, secretario general de la Asociación Sanjuanina de Empleados de Casino (ASEC), dijo que no fue fácil la espera. Y pidió que se tomen todos los recaudos para un trabajo seguro porque "casi el ochenta por ciento de la gente tiene más de 60 años". En la actividad en la provincia trabajan 285 empleados. Durante este tiempo, según explicó el dirigente, han estado cobrando el
ATP del Gobierno nacional, que equivale a un 50% del salario, y un 25% por parte de la empresa. Es decir que resignaron un 25% de los ingresos. Para evitar los contagios, incluso se controlará el ingreso a los baños, para que no haya aglomeración de personas. No quieren dejar ningún cabo suelto que pueda ocasionar problemas.

Personal

285 Es la cantidad de empleados que trabajan en las seis salas de juego que funcionan en distintos puntos de la provincia. El 80% de los trabajadores son mayores de 60 años.

Protocolo

El paso previo para autorizar a una actividad para que vuelva a funcionar es la aprobación del protocolo respectivo por parte de los técnicos del Ministerio de Salud. En el caso del juego, la empresa Ivisa había presentado un trabajo, que después fue modificado y que recién fue aceptado pocos días atrás. Por ejemplo, uno de los requisitos fue que no volvieran, al menos por ahora, los juegos que puedan llegar a ocasionar el agrupamiento de personas, como son la ruleta y los juegos de cartas. Por eso sólo funcionarán las máquinas tragamonedas.

El regreso de la quiniela en toda la provincia

Junto con la vuelta de los comercios y de los shoppings, con atención directa al público a partir del lunes 11 de mayo, también la quiniela retomó su actividad a partir de ese día a través de 423 agencias que funcionan en la provincia. Primero fue con horarios restringidos, aunque nunca existió el límite de la terminación del DNI. La razón es que buena parte de este tipo de negocios funcionan en los barrios y que por eso no generan una gran circulación de personas.

Lo que se quería evitar era que, por ejemplo, el apostador tuviera que tomar un transporte para ir a jugar. Eso podría haber sido el caldo de cultivo para la transmisión del Covid-19.

En aquel momento, desde la Cámara de Agencias de Lotería y Afines (CALA), Ernesto López habló de la "angustia" que habían venido pasando los agencieros después de casi 50 días con las puertas cerradas y sin poder trabajar. "Si bien no va a ser igual que antes, porque habrá menos sorteos, es una vuelta a la actividad. Si no trabajamos, no comemos", dijo el dirigente.

Hasta ese momento, apenas unas 20 de las 423 agencias, habían abierto sus puertas para recibir el pago de impuestos y de boletas de servicios.


 

 

Fuente:www.diariodecuyo.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner