Empleados De Casinos Neuquinos Exigen Apertura De Salas De Juego

Los empleados de los casinos de las ciudades neuquinas de Cutral Co y Plaza Huincul realizaron una manifestación en la cual reclamaron volver a trabajar en esos establecimientos actualmente cerrados por el aislamiento que originó la pandemia. Los empleados de las salas de Zapala por su parte se reunieron con el intendente por la misma causa.

Pidieron a las autoridades municipales y provinciales que dispongan la apertura de las tres salas de juego que existen. Los trabajadores pertenecen a los casinos Maverick y Black Gold de Huincul, y casino Luck de Cutral Co.

Los manifestantes que encabezaron la protesta explicaron que ya fueron presentados los correspondientes protocolos ante los municipios, sin embargo todavía no obtuvieron respuestas.

Son alrededor de 300 empleados que dependen de estos puestos de trabajo. Si bien explicaron que perciben los sueldos en función de lo que se aporta a través del ATP, en mayo esa cifra disminuyó. El monto de lo que perciben es entre 16 mil a 26 mil pesos aproximadamente.

Los manifestantes -que fueron acompañados por los bocinazos de los conductores que iban por avenidas Keidel y Olascoaga- insisten que el protocolo ya elevado a las autoridades, es "muy exigente". Se dispone la habilitación de la mitad de la sala, la desinfección de las máquinas entre jugador y jugador, y el constante recorrido por la sala para permitir la circulación.

Los manifestantes indicaron que volverán a protestar hasta
tanto se resuelva su situación que para "las empresas ya es insostenible", tal como indicaron. Refirieron que no está permitido en esa zona el juego online como si ocurre en la capital neuquina.

En tanto, en la ciudad de Zapala los delegados de los casinos Marbella y Hue Melen, Paula Osterrieth, Daniel Rodríguez y Alberto Rivera, en representación de los 130 trabajadores, se reunieron con el intendente Carlos Koopmann, a quien solicitaron la reapertura de las salas.

"En primer término, pusimos en contexto al intendente sobre el padecimiento de 300 familias, incluyendo a los trabajadores de casinos de otras localidades, ante la falta de apertura de las salas de juegos", indicaron tras el encuentro.

"Observamos que el intendente de Zapala nos atendió con muy buena predisposición, atendiendo a nuestros reclamos y recibiendo el petitorio".

"Se ha preparado y elaborado un estricto y exigente protocolo de seguridad y sanidad, para de que de esta manera las autoridades, provinciales y locales, tomen la decisión de habilitar la reapertura de los casinos en Zapala", afirmaron los delegados.


 

 

Fuente:www.rionegro.com.ar y www.minutoneuquen.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner