Los ingresos de actividades ordinarias consolidadas totalizaron $49.500 millones, 57% menor respecto al mismo período del año anterior, afectados por las consecuencias de la pandemia mundial Covid-19.

Sun Dreams recalcó en su análisis razonado que desde el 18 de marzo los casinos en Chile no han podido operar.

"La misma medida aplica también para el resto de las operaciones de la Sociedad en las demás jurisdicciones donde tiene presencia en Latinoamérica (Perú, Argentina, Colombia y Panamá), siempre en línea con lo instruido por las respectivas autoridades locales y en coordinación con ellas. Lo anteriormente descrito se traduce en un período en el cual la compañía no tendrá ingresos operacionales", explicó.

La empresa señaló que como consecuencia del cierre temporal de todas las operaciones "el Grupo Sun Dreams ha tomado una serie de medidas
destinadas a mitigar su efecto".

"En lo principal las sociedades del grupo se han acogido a las disposiciones legales que permiten la suspensión temporal de los contratos laborales con la mayoría de sus trabajadores, y en otros casos se han acordado reducciones temporales de remuneraciones, con el fin de asegurar la viabilidad de la compañía y la fuente de trabajo de sus colaboradores", detalló.

Agregó que "adicionalmente, se han desacelerado los proyectos de inversión, limitándose solo a aquellos destinados a la conservación de las instalaciones y equipos existentes y a aquellos previamente comprometidos, suspendido los proyectos de inversión y suprimido todos los gastos corrientes susceptibles de ser eliminados ante la paralización de las actividades".