Carreras dictó el 28 de octubre el decreto 1264 relacionado con el expediente 059.037-GGA-2020 del Registro de la Lotería para Obras de Acción Social de la Provincia de Río Negro.
En los considerandos de la norma, que se publicó en la edición del 9 de noviembre último del Boletín Oficial de la provincia, la gobernadora destacó que el letrado apoderado de la firma Entretenimientos Patagonia SA había interpuesto un recurso de reconsideración contra el Decreto 1169/20 por el cual se rechazaba el recurso de alzada previamente presentado por Fernando Dure contra la Resolución 439/2020 de la Lotería de Río Negro.
Esa resolución justamente autorizó el llamado a licitación pública para la concesión de la explotación del Casino “Gran Bariloche” y sus anexos en esta ciudad, El Bolsón e Ingeniero Jacobacci. Además, aprobó el pliego de bases y condiciones de la compulsa.
Carreras advirtió en el decreto 1264 que el recurso interpuesto por la empresa “es inadmisible, correspondiendo su rechazo in limine por encontrarse agotada la vía administrativa en los términos del artículo 93 de la Ley de Procedimientos Administrativos, 2938, modificada por ley 5106”. El decreto fue refrendado por el ministro de Economía de la provincia, Luis Vaisberg.
Así se le cerró el camino a la exconcesionaria de los casinos para reclamar por la vía administrativa. Pero tiene abierta la senda judicial.
Carreras rescindió a finales de julio pasado el contrato con Entretenimientos Patagonia que explotaba las salas de juego en Bariloche, que es la principal ciudad turística de la provincia, Ingeniero Jacobacci y El Bolsón.
Se informó oficialmente que uno de los motivos fue el incumplimiento de la empresa en hacer la nueva terminal de ómnibus de Bariloche, que estaba incluida en la extensión del contrato de concesión para la explotación de los casinos firmado en 2017 con la provincia.
Tras esa decisión, la provincia llamó a licitación pública y el 4 de noviembre pasado, se firmó el contrato entre la empresa Casino Club Río Negro SAU y el gobierno rionegrino.
La nueva concesionaria se garantizó la explotación de las salas de juego por 20 años. El contrato establece que, en un plazo de dos años, la firma deberá hacer un aporte destinado a la construcción de la nueva terminal de ómnibus de Bariloche.
El representante del sindicato de trabajadores de juegos de azar (Aleara) en Bariloche Gustavo Vica recordó que está garantizada la continuidad laboral de 340 empleados.
“Entiendo que el 17 de este mes ya van a firmar el traspaso de todos los trabajadores y trabajadoras al mismo plantel, pasan todos con la antigüedad, eso quedó tal cual como se había hablado”, destacó Vica.