Los Dueños De Trilenium Invierten u$s 20 Millones Y Buscan Mantener La Concesión Después Del 2013

Trilenium, la sociedad dueña del casino del Tigre, decidió redoblar la apuesta para seguir operando el establecimiento luego de diciembre de 2013, cuando vence el contrato de gerenciamiento que tiene firmado con la provincia de Buenos Aires.

 

Trilenium, joint venture entre Boldt y Sociedad Comercial del Plata, quiere seguir operando la sala de juego por otros 10 años. Para esto, definieron un plan para modernizar el Casino. La empresa invirtió u$s 20 millones para modificar su fisonomía y hacer un relanzamiento integral que incluye renovaciones en todos los aspectos del Casino como la fachada, infraestructura, identidad visual, posicionamiento, slots, propuestas gastronómicas, entre otras. 

Trilenium está operando con el contrato inicial vencido, pero en diciembre de 2009, el gobernador, Daniel Scioli, prorrogó por tres años el plazo de duración de la concesión del casino más famoso del país. Es decir que en diciembre de 2013 debería llamarse a licitación para entregar el establecimiento a otro concesionario. Trilenium se hizo cargo del Casino de Tigre en 1999. Firmó el contrato por la licencia durante diez años para la explotación del predio. Fue bajo la gobernación de Eduardo Duhalde, en diciembre de 2009, cuando venció el contrato, la empresa comunicó al Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC) su intención de continuar, por lo cual se le extendió por 90 días el contrato mientras se negociaba uno nuevo. Ese plazo se extendió en varias oportunidades y ahora vence a fines de 2013, cuando se convocará a la nueva licitación.

Para mantener la concesión, los actuales operadores del Casino de Tigre habían planteado los perjuicios provocados a su negocio por el incumplimiento de una cláusula que le brinda exclusividad de 150 kilómetros a la redonda para operar el sistema. Esa cláusula no se cumplió ya que actualmente existen varias salas de juego en zonas mucho menos alejadas que ese radio de exclusión. Por este motivo,
la empresa advirtió que el marco jurídico contractual se había alterado y solicitó al gobierno provincial otros 10 años de concesión. Como no hubo acuerdo, realizó presentaciones judiciales por entender que la modificación de las pautas contractuales ‘produjo una clara violación al derecho de propiedad’. Ese juicio sigue vigente.

De todos modos, los socios de Trilenium pueden volver a concursar para mantener la operación. Fuentes de la empresa admitieron que lo harán y que por este motivo, definieron esta nueva inversión de u$s 20 millones para modernizar el casino y llegar a la licitación de la mejor manera.

Para este relanzamiento apelaron al concepto de modernidad, por lo cual, la renovación se aplicó a todos los sectores y se generó una nueva identidad visual. Posee una nueva estructura edilicia, con una fachada diferente con pantalla de led de última generación. El nuevo exterior es de un color gris petróleo recubierto por paneles verticales de un novedoso material color azul. También se construyó una nueva fuente. En relación al interior, se remodelaron completamente sus tres niveles cambiando desde la alfombra hasta la iluminación. Además, se abrieron nuevas áreas y se agregaron más máquinas tragamonedas para llegar a las 1839. En el tercer nivel, además de la sala de paños (ruletas, poker, blackjack, punto y banca, craps), se encuentra el nuevo salón VIP llamado ‘Club Platinum’.También se abrió una disco, llamada ‘Black Dance’, y se llevarán adelante importantes eventos y convenciones. Se agregaron nuevas propuestas gastronómicas como el restó ‘Optimus’.

 

 


 

 

Fuente:www.cronista.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner