Campaña Para Decomisar Tragamonedas Ilegales En Bolivia

Más de 300 máquinas tragamonedas funcionan sin regulación alguna en tiendas de barrio, mercados, y negocios de diversa índole del país, por lo que se preparan acciones para decomisarlas y destruirlas, informó el responsable de la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego, Mario Cazón.

"Son máquinas que están diseñadas para hacer que el jugador siempre vaya perdiendo y por tanto no cumplen ningún requisito estándar internacional ni nacional respecto a en qué momento puede dar el premio", manifestó.

Sostuvo que son también una distracción peligrosa para niños y jóvenes y se tiene previsto evitar la continuidad de su empleo, tanto en capitales como en provincias, y sancionar con 8.550 bolivianos de multa por máquina a sus propietarios.

La autoridad estatal comenzó en la jornada la distribución pública de trípticos sobre la normativa de juegos de azar y las promociones empresariales y de fines benéficos para que la población no sea sorprendida con estafas.

En ese sentido, recordó que está también en preparación la intervención en salones de juegos no autorizados para su funcionamiento en el territorio nacional.

Estableció que se conoce de la existencia de unos 15 negocios de esa naturaleza, de los cuales sólo dos tienen licencias de operaciones, dos fueron rechazadas y el 85 por ciento son ilegales.

"La Autoridad de Juego ya tiene un plan definido y próximamente, en los siguientes días, estaremos haciendo el retiro de las máquinas de juego para hacer cumplir la Ley Nro 60", aseveró.

En el caso de empresas de juegos de azar, Cazón manifestó que se hará operativos en esas compañías y se aplicará sanciones establecidas sí se descubre irregularidades en promociones sobre regalos, premios o acumulación de puntos, entre otros.

El 80% de las empresas del sector está ubicado en Santa Cruz y el resto está distribuido en La Paz, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca, Beni y Pando.

 

Más de 300 máquinas tragamonedas funcionan sin regulación alguna en tiendas de barrio, mercados, y negocios de diversa índole del país, por lo que se prepara acciones para decomisarlas y destruirlas, informó ayer el responsable de la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego, Mario Cazón.

"Son máquinas que están diseñadas para hacer que el jugador siempre vaya perdiendo y por tanto no cumplen ningún requisito estándar internacional ni nacional respecto a en qué momento puede dar el premio", manifestó.

Sostuvo que son también una distracción peligrosa para niños y jóvenes y se tiene previsto evitar la continuidad de su empleo, tanto en capitales como en provincias, y sancionar con 8.550 bolivianos de multa por máquina a sus propietarios.

La autoridad estatal comenzó en la jornada la distribución pública de trípticos sobre la normativa de juegos de azar y las promociones empresariales y de fines benéficos para que la población no sea sorprendida con estafas.

En ese sentido, recordó que está también en preparación la intervención en salones de juegos no autorizados para su funcionamiento en el territorio nacional.

Estableció que se conoce de la existencia de unos 15
negocios de esa naturaleza, de los cuales sólo dos tienen licencias de operaciones, dos fueron rechazadas y el 85 por ciento son ilegales.

"La Autoridad de Juego ya tiene un plan definido y próximamente, en los siguientes días, estaremos haciendo el retiro de las máquinas de juego para hacer cumplir la Ley Nro 60", aseveró.

En el caso de empresas de juegos de azar, Cazón manifestó que se hará operativos en esas compañías y se aplicará sanciones establecidas sí se descubre irregularidades en promociones sobre regalos, premios o acumulación de puntos, entre otros.

El representante gubernamental recordó que sólo el pasado año se efectuó 13 operativos en salones de juego y se decomisó 1.353 máquinas.

El 80% de las empresas del sector está ubicado en Santa Cruz y el resto está distribuido en La Paz, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca, Beni y Pando.


 

 

Fuente:www.jornadanet.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner