Turf-Argentina: Jacinto Herrera Le Pone Fin Oficial a Una Era

El jockey se retirará de la profesión el 10 de marzo próximo en Palermo; hace 5 años no corre por una rodada.

Para Jacinto Rafael Herrera no fue fácil anunciar su retiro definitivo de la actividad. Su etapa como jockey y las tantas tardes de gloria llegaban a su fin.

El jinete de Wally (Southern Halo), Gentlemen (Robin des Bois) y el crack peruano Misilero (XX), entre otros, publicaba en su cuenta de Facebook la fecha oficial de su retiro: el sábado 10 de marzo. ¿El lugar? El Hipódromo Argentino de Palermo.

"Me retiré por el accidente en el 2007, pero en el fondo tenía en mente volver a correr. Era un sueño; una meta. No me hubiera gustado que mi última carrera terminara en una rodada", dice Jacinto Rafael Herrera

"Toda esta ha sido una etapa que he tenido que ir procesando. Hablándolo en la casa, con María (su esposa), con los chicos. Volver a competir era muy riesgoso y tenía que tomar la decisión", cuenta con una resignación que se siente a distancia. "Pero ya está. En algún momento tenía que pasar. Venía haciéndome a la idea y finalmente tomé la decisión", completa Jacinto y no es difícil imaginarse su expresión: La mirada triste y el rostro algo desencajado.

-¿Pero en el fondo estaba la posibilidad de que te despidieras en una competencia?

-Era lo que más quería, pero cuando se lo dije a mi doctor, me miró con cara de espanto. Correr en una competencia oficial era muy arriesgado. Hubo secuelas tras el accidente. Sobre todo en las piernas. Hay que acordarse que casi no la cuento aquella vez. Así que tenía que acatar lo que me decía el doctor y, bueno, lo que yo había hablado en casa.

-¿Le dijiste a tu familia que querías volver a correr?

-Ellos lo sabían. ¿Recuerdan la foto que me tomé con mis hermanos, todos vestidos de jockeys el año último para el Latino? Ok, ese día fue una sensación bárbara. Pero Carolina (su hija) y Mari me pidieron por favor, casi con lágrimas, que tachara la idea de correr de mi cabeza. Y cuesta, cuesta mucho hacerte a la idea de algo así. A veces todavía sueño que sigo encima de un caballo.

-¿Cómo así?

-Sí, sueño. De noche, cuando duermo, se me viene a la mente la idea que estoy saliendo a una carrera; que compito; la tribuna gritando. Aunque no me lo crean. Lo sueño. Ya te imaginarás lo que se siente. Pero algún día tenía que pasar la fecha del retiro y elegí el 10 de marzo porque será la fecha en la que puedo estar rodeado, en parte, de un grupo de amigos y compatriotas, quienes llegarán para el Latinoamericano. Y aprovecho para agradecer a Antonio Bullrich, que me ha dado las facilidades para que se pueda dar en esa fecha.

-A lo mejor terminás inspirando a un productor de cine y próximamente vemos en la pantalla grande tu vida teniendo el final que siempre soñaste...

-¿Y por qué no? Sería lindo. Nunca dejo de soñar y verlo reflejado así, me gustaría mucho.

-¿Cómo se viene organizando esa despedida?

-La idea es salir durante la tarde de carreras montado sobre un caballo del Stud y Haras La Quebrada, luciendo la chaquetilla que me contrató para venir aquí a Buenos Aires y a los que siempre consideré como de la familia. A Hernán Ceriani y a toda la gente del stud estaré eternamente agradecido. Felizmente puedo subirme a un caballo y hasta galoparlo, pero en competencia oficial, imposible. Así que solo pasearé frente a las tribunas y agradeceré a todos el apoyo que siempre me brindaron. No lo olvidaré jamás.

-Habrá muchas lágrimas.

-Y... empezando por las mías. No es la despedida que un jockey quisiera, pero debo agradecer a Dios que por lo menos me despido así de una etapa que me dio tantas satisfacciones.

-¿Y es verdad que buscabas competir de nuevo para que tu hijo menor, Santiago, te viera correr?

-Era una de las razones. Cuando pasó el accidente, Santiago tenía solo 1 mes de nacido. Hoy va a cumplir 5 años. Pero no te imaginas cómo es cuando se pone a ver mis videos. Se ha metido de lleno a la hípica. Está enterado, pregunta. Hubiera sido lindo que me viera competir. Pero al menos me verá en el hipódromo vestido de jockey.

-¿Y acaso saldrás montado sobre la silla de Watch Her, la yegua que ahora entrenas?

- (Risas) ¡Qué buena idea! No lo había pensado, pero creo que será difícil. Trasladar a la yegua hasta Palermo a solo unos días de su próxima carrera será algo complicado de diagramar. Pero ahora que lo proponés, lo voy a pensar. Igual, con cualquier caballo de La Quebrada estará bien. Todos saben que esa cabaña es como mi segundo hogar.

-No se puede dejar de preguntar por ella, por Watch Her. Lo que se vio en Palermo fue realmente bueno. Ganar en 54s por 8 cuerpos de ventaja y reapareciendo, habla de la calidad de esta yegua.

-Soy sincero, me hizo ver a la propia Wally, su madre. Fue lo más cercano a ella. Cuando debutó me preguntaron si le había heredado algo y dije que mucho. Ahora lució muy parecida. Watch Her es muy dócil. Le dije a Anselmo (Zacarías, el jinete) que la deje tranquila, que se acomode, que seguramente iba a estar ligera. Pero nos sorprendió a todos. Fue demoledora.

-¿Y qué viene para ella?

-Intentar lo máximo. Creo que tengo potencial para ir a buscar a Tristeza Cat (Easing Along) y Doña Ley (Orpen) y pelearles el título de Mejor Velocista. Sería lindo que consiga esa distinción. Wally, la madre, fue Campeona Velocista cuando yo la montaba. Ahora, a la hija, la puedo preparar para que gane el mismo premio.


 

 

Fuente:www.turfdiario.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner