Avanza La Privatización Del Casino De Tucumán

Por estas horas, en la Casa de Gobierno se multiplican las reuniones entre asesores legales y funcionarios para encuadrar la decisión oficial de privatizar el Casino de Tucumán. En diciembre, el gobernador, José Alperovich, anunció que la mudanza de las oficinas legislativas al nuevo edificio permitiría a la Provincia recuperar íntegramente el inmueble en el que funcionó el ex hotel Savoy. La empresa que reflotará el viejo hotel tendrá la concesión de la sala de juegos. Según el borrador que diseña el PE, Iviza SA, que ya tiene las máquinas electrónicas, administrará también las mesas. Incertidumbre entre los 180 empleados.

En consecuencia, el mandatario provincial tentó a los empresarios del grupo Iviza SA para que inviertan en la construcción de un hotel de entre tres y cuatro estrellas en el histórico solar de avenida Sarmiento y calle Maipú. Pero la decisión oficial de fomentar la radicación de un emprendimiento hotelero reavivó la idea de tercerizar por completo el juego en el Casino, con el argumento de que esa una actividad que le genera déficit a la Caja Popular de Ahorros.

La operadora Iviza SA obtuvo en 2006 la concesión por 20 años de las 200 tragamonedas que funcionan actualmente en la sala de juegos, además de la explotación de la confitería y de la playa de estacionamiento. Según la idea del Gobierno, a partir del nuevo convenio también asumiría la administración de los juegos de paño y mesa (ruletas y punto y banca, por ejemplo). 

En un principio, la intención de la Casa de Gobierno es que el proyecto de ley sea tratado en la sesión que, el jueves, protagonizará la Legislatura. Sin embargo, el borrador aún no pudo ser consensuado y ya hay alperovichistas que descreen que la iniciativa llegue a tiempo. El punto que frena el proyecto es el referido a los empleados del Casino. Actualmente, hay 162 trabajadores de planta permanente y otros 16 contratados. Todos dependen de la Caja Popular.

Algunas versiones dan cuenta de se les ofrecería a más de la mitad un sistema de retiro voluntario (los empleados del sector se jubilan a los 55 años). Incluso, ya hubo contactos y reuniones informales entre el gremio del Casino y algunos funcionarios del Poder Ejecutivo.

Según explicó el ex secretario general del sindicato, Jorge Avellaneda, la intención del Gobierno es que la empresa se haga cargo de los actuales empleados, pero la empresa no está dispuesta a tomarlos a todos. Incluso, el temor de los trabajadores es el régimen bajo el que pasarán a desempeñarse, ya que sus ingresos podrían verse afectados. Principalmente, por las propinas. Según la costumbre, cuando alguien acierta en los casinos del país, a modo de cábala o agradecimiento, deja algunas fichas de propina. Estas se depositan en una caja y luego se reparten entre aquellos trabajadores que tienen que ver con el juego. Los empleados del Casino tucumano sostienen que este concepto integra el sueldo atento a leyes nacionales, como la de Contrato de Trabajo o Previsional. Por eso, desde hace tiempo reclaman al Estado -vía judicial- que reconozca a la propina como parte de sus haberes y la incluya en la base de cálculo sobre la que se hacen los aportes sociales y jubilatorios.


 

 

Fuente:www.lagaceta.com.ar

 

 


 

Comentarios  

 
0 # Jorge Loquendo 13-03-2012 16:57
Nos gustaria que mostrasen este video.
http://www.youtube.com/watch?v=a6NB-P-CCm4&feature=youtu.be
 
Banner
Banner
Banner