Senador Opositor Brasileño Implicado En Apuestas Ilegales

El senador opositor Demóstenes Torres, un paladín de la lucha contra la corrupción, será investigado por denuncias de asociación con el líder de una banda dedicada a apuestas ilegales, anunció la fiscalía brasileña.

Torres, del opositor partido Democratas, debió abandonar su cargo de líder de su bancada para hacerle frente a las denuncias, mientras sus correligionarios comienzan a discutir la posibilidad de expulsarlo del partido.

La situación del senador de 51 años se complicó en las últimas dos semanas cuando medios de prensa revelaron que escuchas telefónicas de la policía federal lo vinculaban con una red de apuestas ilegales.

Las escuchas revelaron centenares de llamadas entre Torres y Carlos Augusto Ramos, actualmente preso como líder de un esquema de apuestas ilegales en el estado centro occidental de Goias, del cual es originario el senador.

Las evidencias indican que el senador contactó a Ramos, conocido como Carlinhos Cachoeira, para que le pagara el alquiler de un avión privado por 2.000 dólares y recibió de él un iPad y una cocina completa como regalo de bodas.

Entre tanto, una revista publicó el fin de semana que, según documentos de la policía federal, Torres tenía derecho a 30% de la recaudación general del juego clandestino en Goias, que habría alcanzado unos 100 millones de dólares en los últimos seis años.

Tales juegos incluyen máquinas tragamonedas, casas de bingo y puntos de venta de la lotería clandestina conocida como juego del "bicho", en el que se apuesta a un número representado por un animal.

Según la investigación policial citada por la fuente, la porción del dinero entregada a Torres iba a ser utilizada para financiar la candidatura de Torres a gobernador del estado de Goias en los comicios de 2014.

Ante las denuncias, el fiscal general de Brasil, Roberto Gurguel, envió el martes al Supremo Tribunal Federal -la Corte Suprema- un pedido para abrir una investigación sobre las denuncias.

El Supremo Tribunal confirmó que el pedido fue recibido la noche del martes y que el magistrado Ricardo Lewandowski fue designado para decidir si hay elementos para abrir la investigación. Por tener foro privilegiado, sólo el máximo Tribunal puede autorizar la investigación de un legislador.

El proceso podría conducir a la destitución del senador de su cargo y, en caso de ser encontrado responsable de alguna ilegalidad, podría perder el derecho de disputar cargos electorales por ocho años.

Torres, un ex fiscal de la justicia y ex secretario de seguridad pública de Goias, integraba un grupo de senadores que vigilaba con celo la ética en el sector público y desde su tribuna formuló denuncias contra agentes del gobierno involucrados en supuestas irregularidades.

El presidente del partido Democratas, senador José Agripino, reconoció que la agrupación vive una situación "incómoda".

"Es necesario que las denuncias sean aclaradas", dijo Agripino a la radio CBN. "Lo que más incomoda al partido es la duda, porque existe una serie de denuncias, sospechas, sin una constatación con base legal. Con la apertura de la investigación, el senador Demóstenes Torres podrá tener acceso al proceso y a partir de allí ofrecer su versión", agregó.

Cuando las primeras denuncias surgieron a la luz a inicios de marzo, Torres se negó ser parte de un esquema ilegal, aunque admitió amistad con Ramos y haber recibido obsequios de él.

Tras las últimas denuncias que lo vinculan con la recepción de dinero procedente de las apuestas, Torres evitó hacer declaraciones y su oficina de prensa indicó que no se referiría al caso por el momento.

No obstante, en una carta enviada el martes al presidente del Senado, José Sarney, Torres se quejó de "ataques" a su honor y pidió una investigación "profunda y meticulosa" de las denuncias.


 

 

Fuente:elpolitico.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner