El Gobierno Tucumano Le Pone Las Fichas A Ivisa

La concesión del ex hotel Savoy a la firma Impresora Internacional de Valores S.A.I. (Ivisa), que además explota las máquinas electrónicas de juego del Casino, no parece ser producto del azar. Es más: los antecedentes demuestran que esta empresa y el Gobierno provincial mantienen una estrecha relación desde hace algunos años.

Por ejemplo, según documentación a la que accedió LA GACETA, la Caja Popular de Ahorros (CPA) auxilió entre 2009 y 2010 a Ivisa SA con créditos por un total de $ 7 millones. Y antes, entre 2005 y 2008, el organismo provincial le había otorgado préstamos a la firma por otros $ 8 millones. Es decir, un total de $ 15 millones en cinco años. 

Las resoluciones de la CPA que conceden los empréstitos hacen un relato histórico de la vida de la compañía. Ivisa SA nació en 1963, inicialmente como impresora de valores para entidades bancarias. Más adelante, se afianzó en el mercado de los juegos de azar. Así, alcanzó acuerdos para captar apuestas en Chaco, Chubut y San Luis. En Mendoza, San Juan y Tucumán, además de estas actividades, logró participación en casinos y salas de juego. 

Desembarcó en estas tierras en marzo de 1999, ganando una licitación que le permitió convertirse en proveedor del servicio de automatización de las quinielas oficiales en la provincia. El vínculo continúa hasta hoy, tal como le indicó esta semana a LA GACETA el interventor de la CPA, Eduardo El Eter. Y, con el correr de los años, la relación con el PE se fue consolidando. 

"Montos importantes" 

En 2006, la firma se adjudicó la explotación de 200 máquinas tragamonedas, que fueron instaladas en la planta baja del Casino. Tiene garantizada esa actividad hasta 2025, explicó El Eter, a cambio de un canon mensual. "Son montos importantes los que cobramos", aseguró. 

Para entonces, el vínculo con la Provincia no implicaba sólo la contraprestación de un servicio. 

En 2005, según la resolución de intervención 590/10 de la CPA, Ivisa SA recibió de las arcas estatales $ 4 millones. Tres años después hubo dos préstamos más, de $ 2 millones cada uno. En 2009, el Comité de Créditos de la Caja volvió a analizar un pedido de la empresa. En el detalle, los expertos de la oficina de Análisis de Riesgo indicaron que, para entonces, Ivisa SA tenía un patrimonio neto provisorio de casi $ 89 millones, y un capital de trabajo provisorio que rondaba los $ 5 millones. Además, de acuerdo al estado contable de marzo de ese año, la firma tenía una ganancia neta mensual promedio de $ 1,7 millones. Pero, en otro
párrafo, la resolución consigna: "(la oficina de) Análisis de Riesgo concluye, en su informe técnico, que se puede inferir a prima facie que la firma de referencia tiene muy comprometida su situación, debido a su alto endeudamiento, por lo que considera que de otorgarse el préstamo se deberían solicitar garantías reales, complementarias de las ofrecidas, teniendo en cuenta el riesgo que la misma implica". Así, Ivisa SA -que ya había ofrecido la cesión de derechos de cobro emergentes del contrato de servicios contraído con la Caja de Acción Social de San Juan- puso sobre la mesa los acuerdos por la captación, transmisión y procesamiento de apuestas de quinielas y otros juegos con los sanjuaninos. Así, la CPA acabó por considerar que la empresa podía recibir los otros $ 2 millones que había pedido. El entonces interventor de la Caja, Mario Koltan, puso la firma. 

Un pedido similar 

Al año siguiente, Ivisa SA realizó un trámite similar. En la resolución se consignó que, desde noviembre de 2000, regía una normativa que suspendía el otorgamiento de créditos con fondos propios, debido a la crisis financiera del país. No obstante, se contempló un artículo que les permitía a la gerencia comercial, al Comité de Créditos y al Directorio considerar casos excepcionales. Así, el interventor de la entidad por aquel entonces, Francisco Sassi Colombres, rubricó el documento que le otorgó $ 5 millones a Ivisa, con una tasa nominal anual vencida del 23%. 

Ahora, el nombre de esta empresa volvió a sonar fuerte en Casa de Gobierno. Esta semana, el gobernador, José Alperovich, anunció que la firma explotará el ex hotel Savoy. Aunque todavía faltan ultimar detalles, las cifras que maneja el PE hablan de una inversión de $ 50 millones, a cambio de una concesión por 50 años. Ivisa SA seguirá explotando las tragamonedas del Casino; sin embargo, no hubo acuerdo con los juegos de paño, que continuarán en manos de la CPA, pese a las pérdidas millonarias que genera. Así, la firma estrechará sus vínculos con la Provincia, esta vez con el rubro hotelero. Y el PE parece estar tranquilo, pues sigue apostando por un viejo conocido.


 

 

Fuente:www.lagaceta.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner