Operadoras Se Oponen Al Impuesto Al Consumo

Luego de saberse la intención de algunos diputados paraguayos de llevar adelante un proyecto de ley para imponer el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los clientes de la telefonía móvil, la industria de motos y los juegos de azar, las operadoras se acercarán a los legisladores para dialogar acerca del perjuicio que acarrearía que la normativa prospere.

Los US$ 857 millones generados y alrededor de 30% en la expectativa de crecimiento en facturación sobre la cifra mencionada hacen que el sector de las telecomunicaciones y especialmente de las 4 telefónicas sea atractivo a cualquier proyecto de gravar algún impuesto. A raíz del surgimiento de la Ley que determinaría el Impuesto Selectivo al Consumo, responsables de las telefónicas dialogarán con legisladores sobre las consecuencias del plan presentado.

"Está plenamente" de acuerdo, aseguró el diputado colorado Cándido Aguilera, respecto de la posición del Ministerio de Hacienda sobre el nuevo proyecto de ley. El legislador explicó que para la elaboración del proyecto trabajó con el viceministro de Tributación, Gerónimo Bellassai, ya que existen cuestiones técnicas que debían tenerse en cuenta.

El proyecto Aguilera incorpora la venta de motocicletas, los servicios de telefonía fija y celular, así como la venta de billetes de juegos de azar, apuestas, entre otros, en el selectivo al consumo. La tasa máxima será del 10%. Según el legislador, Paraguay es el único que no tiene este tipo de impuestos.

Aguilera argumentó que la recaudación que se obtenga en estos sectores, -que en los últimos años vienen manteniendo un importante crecimiento que los pone en la mira de los parlamentarios y el fisco-, permitirá financiar los servicios de Emergencias Médicas para el caso de los motociclistas accidentados, el pago de beneficios a veteranos de la Guerra del Chaco y cubrir los trabajos que realiza la Secretaría Nacional de Repatriados.

Los cálculos efectuados, dijo Aguilera, indican que se podría recaudar entre 22 millones y 25 millones de dólares al año, lo cual será de mucha importancia para el Estado.

El fisco, en el primer cuatrimestre del año, registró un superávit de apenas 3,7% en la recaudación impositiva (ver imagen 1), por lo que ve con buenos ojos los nuevos impuestos.

A criterio del diputado Aguilera, no habría inconvenientes en la aprobación del proyecto, ya que está firmado por legisladores de las diferentes bancadas, tanto del oficialismo como de la oposición.

El parlamentario colorado también es quien impulsa la aprobación del proyecto de ley que pone en vigencia el impuesto a la renta personal (IRP).

La palabra de las compañías

El vocero de la empresa Gambling, dedicada a la explotación del telebingo Seneté, Néstor Povigna, sostuvo que la propuesta acerca de elevar hasta el 10% en concepto de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) siempre apunta a los mismos sectores.  "Las empresas vinculadas al rubro participamos en licitaciones públicas bajo condiciones de abonar mensualmente determinados montos, por lo que es inviable la propuesta legislativa", expresó.  

Enfatizó además que para evitar determinaciones parecidas existe previamente un contrato con la empresa adjudicada y el Estado paraguayo, cuyos alcances se encuentran estipulados en la Ley Nº 1.016 que regula la explotación de los juegos de azar en el país. "Una ley que apunte al incremento del impuesto solo contraviene con una normativa ya vigente", señaló Povigna, y agregó que las reglas de juego no se pueden basar en la suposición de gravar tributos cuando ya existe un convenio cerrado.

Al respecto del proyecto, Francisco Gutiérrez, gerente de relaciones institucionales de la telefónica Personal, dijo que en la Cámara de Operadoras Móviles del Paraguay tendrán una reunión en breve en donde analizarán la situación con relación al proyecto de ley y después irán junto a los legisladores. 

Mario Arrúa, responsable de asuntos institucionales de la firma Claro, manifestó que Paraguay es uno de los países en los que el sector de las telecomunicaciones tiene mayor peso en la región, y destacó la importancia del rubro para la economía.  Explicó con relación a los alcances de la normativa, que se traduciría en un servicio más caro y que actualmente lo que se necesita es lo contrario, ya que el Gobierno, reiteradas veces, declaró que quiere disminuir la brecha digital.

Gloria Samaniego, de la empresa fabricante de motos Leopard, adelantó que debido al retiro de los incentivos fiscales y la creación de nuevos impuestos, se verá obligada a despedir 400 empleados. En declaraciones a una radio local rechazó la creación del impuesto selectivo al consumo (ISC) a la venta de motos y señaló que se está tratando de disfrazar la medida, porque en realidad la recaudación irá a operadores políticos. Sostuvo que la iniciativa viene de Tributación y pone en peligro los puestos de trabajo que se han generado.


 

 

Fuente:www.lanacion.com.py y www.abc.com.py

 

 


 
Banner
Banner
Banner