Chile: Municipios Piden Administrar Casinos Por 15 Años Más

Los alcaldes de siete comunas chilenas que tienen casinos municipales, incluida Viña del Mar, redactaron un documento para defender lo que señalan como su derecho de administrar estas salas de juego, que representan un importante ingreso económico.  Plantean, a raíz del proyecto de ley que busca terminar paulatinamente con los dineros que las salas de juego le entregan a las comunas donde están emplazados, un radical cambio en la forma cómo los municipios han manejado su relación con las autoridades del poder central y, en particular, con el Ministerio de Hacienda, .

Este jueves se realizó en el Casino de Viña del Mar una reunión donde participaron alcaldes y representantes de Arica, Iquique, Coquimbo, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales, además de Viña del Mar, todas ciudades que cuentan con casinos municipales los cuales representan un importante ingreso para las arcas de estas comunas.

En la ocasión, los participantes firmaron una declaración con el objetivo de defender su derecho a administrar estas salas de juego, además de cambiar la forma de relacionarse con el Gobierno, por lo que solicitan ser recibidos a la brevedad por el Presidente de la República, Sebastián Piñera.

Además, plantean los serios perjuicios que supone el término de los casinos municipales en diciembre de 2015, según plantea la Ley 19.995, lo cual significa que el principal activo de estas 7 importantes ciudades del país, sería entregado gratuitamente a privados; asimismo, rechazan la propuesta del subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, en el sentido de reducir paulatinamente los recursos que obtienen los municipios por este tema, a partir del año 2015.

"Daños irreparables"

La alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, señaló por su parte que "todos los alcaldes hemos hecho un esfuerzo muy grande para exponer de manera técnica y objetiva a las distintas autoridades, los daños irreparables que traería para el desarrollo económico local, el que se nos quiten estas licencias y se les entregue a privados. Por ello, hemos acordado redactar esta declaración pública que representa a las 7 comunas que cuentan con casinos municipales, para plantear con carácter de urgente, la necesidad de una audiencia con el Presidente". Según explica Reginato,  la vía formal de comunicación y análisis con las autoridades del poder central está inexplicablemente suspendida, por lo que la Ciudad Jardín solo se limita a observar cómo avanza una propuesta impulsada desde la Subsecretaría de Hacienda, que dirige el UDI Julio Dittborn. "Los alcaldes tenemos que ser escuchados y defender los intereses y activos que pertenecen a todos nuestros vecinos", afirma.

De hecho, como recordó Reginato, desde hace seis meses que intenta entrevistarse con Piñera. Sin embargo, hasta el momento, no ha tenido respuesta. Y desde la Superintendencia de Casinos, como recuerda uno de los abogados del grupo de las siete ciudades, Fernando Ramírez, tampoco ha sido posible reunirse con su titular nacional, sino solo con mandos intermedios.

Pese a que lamentó tener que plantear una discusión y acciones públicas para ser "valorados", Reginato afirmó que "algunas autoridades de este gobierno confunden la lealtad con sumisión" y se olvidan que los alcaldes tienen el deber de representar y defender los intereses y los activos que le pertenecen a los vecinos.

La urgencia de las conversaciones radica en que la ley actual de casinos establece que el 31 de diciembre de 2015 se extinguen las concesiones municipales de casinos y los cupos pasan a la Superintendencia de Casinos.Por lo anterior, es que desde ahora, aseguró Reginato, se marca un antes y un después en la forma en cómo la autoridad local interactuará con las autoridades del Poder Ejecutivo y del Ministerio de Hacienda.

"Falta de consideración"

Por su parte, la jefa municipal de Iquique, Myrta Dubost
Jiménez criticó que "Hace más de tres años que venimos luchando los 7 municipios con casinos municipales para impedir medidas arbitrarias y con el actual Gobierno hubo un compromiso de escuchar y considerarnos en el diseño del proyecto, lo cual no se ha producido", y añadió que lamentaba la "falta de consideración que el Gobierno ha tenido con las ciudades turísticas".Lo más grave, en la opinión de la alcaldesa de Iquique, es que el proyecto de ley acelera el proceso para julio de 2013, modificando la licitación vigente que operan actualmente.

Entre el trámite que se debe realizar una vez adjudicada la licitación y la ejecución de los proyectos, podrían pasar tres años, incluso con salas de juegos cerradas, indicó la edil. Ante este escenario, de forma urgente se convocó a los municipios afectados para que se reúnan este jueves en Viña del Mar.

La autoridad comunal señaló que la medida es "arbitraria" y que fue rechazada por los siete alcaldes de las ciudades turísticas, considerando que se trata de zonas que ejecutan importantes proyectos con los fondos, que en la mayoría de los casos representan casi un 30% de sus ingresos.

"El gobierno no ha tenido deferencia con las comunas, al no haber recibido a los municipios que estamos hace tres años tratando de conversar sobre este tema para lograr soluciones que no vayan en desmedro del desarrollo local", declaró la alcaldesa, agregando que "esta reunión es para tomar las medidas que sean necesarias al respecto. Lamentamos que no se valoren las ideas locales y que el Gobierno prefiera llegar a lo extremo, es decir, protestas ciudadanas y descontento".

La declaración

El documento redactado por los siete municipios expresa que "tenemos el imperativo histórico de defender lo que denominamos un patrimonio esencial de nuestras ciudades, que les fuera concedido desde las primeras décadas del siglo anterior, con el propósito que se erigieran como faros de desarrollo de la actividad turística nacional".

Agrega que "nunca se debatió en el Congreso que se despojaría a nuestras comunas de sus casinos municipales. No sería razonable ni compatible con el bien común, una norma que consiste en que bienes públicos de primera prioridad para cientos de miles de chilenos, sean entregados, sin justa causa ni debido pago de compensación, a unos pocos particulares".

El texto continúa diciendo que "hoy es el momento que la autoridad acepte que tiene el deber ineludible de adoptar decisiones orientadas hacia el bien común. En tal sentido, no resulta explicable que las autoridades competentes se nieguen a recibir a los alcaldes de las comunas amenazadas, y se resistan a compartir un diagnóstico de una crisis de tal magnitud, que hará rebajar la calidad de vida de un millón de chilenos".

Por último, se señala que durante el gobierno de la ex presidenta Bachelet se propuso al Senado la discusión de una nueva política pública sobre casinos, para lo cual era necesario extender el período de término de las concesiones municipales hasta el año 2025. En virtud de lo anterior, la totalidad de los alcaldes que suscriben esta declaración, concluyen afirmando que "exigimos a lo menos, y por ahora, la extensión por 15 años de los casinos municipales, y así evitar el colapso de nuestras ciudades".


 

 

Fuente:www.soychile.cl, www.elmartutino.cl y www.biobiochile.cl

 

 


 
Banner
Banner
Banner