La Polla Chilena Proyecta Tomar Concesión De Casinos Online

La empresa estatal chilena encargada de la administración de los juegos de azar está empeñada en sacar adelante una serie de iniciativas que le permitan alinearse con las nuevas tendencias en la industria, mejorar su desempeño, combatir el juego ilegal y aumentar los montos destinados a premios. La entidad ya tiene lista una propuesta de proyecto de ley que le permita "tomar la concesión de los Casinos online en Chile".

Los chilenos gastan al año US$18 (unos 8.700 pesos chilenos) en los juegos de azar asociados a Polla Chilena de Beneficencia, entre los que están los tradicionales Loto y Polla Gol. Gracias a esto, la entidad recaudó el año pasado poco más de $127.687 millones.

La organización que preside Roberto Ossandón está empeñada en sacar adelante una serie de proyectos que le permitan mejorar su desempeño, combatir el juego ilegal, ponerse al día con el uso de la tecnología y aumentar los montos destinados a premios.

"Se están solicitando modificaciones legales necesarias para orientar la actividad hacia el mercado de la entretención, recogiendo nuevas tendencias en la industria, los avances tecnológicos y nuevos juegos que son muy diferentes a aquellos que originaron la creación de esta empresa", explica el presidente de Polla, Roberto Ossandón.

La entidad ya tienen lista una propuesta de proyecto de ley que les permita "tomar la concesión de los Casinos online en Chile".

La idea, según explica Ossandón, está muy ligada a la lucha contra el juego ilegal que en los últimos 5 años ha crecido 44% y busca "evitar que la gente juegue en casinos internacionales por Internet pagando con tarjetas de crédito". Para Ossandón, de esta forma se regularía un mercado que está siendo explotado "abusivamente y sin ningún control en nuestro país, sin pagar impuestos y engañando a los consumidores".

El proyecto, que para convertirse en ley necesita ser apoyado por Corfo -organismo ejecutor de las políticas gubernamentales en el ámbito del emprendimiento y la innovación-, y el Sistema de Empresas Públicas (SEP), pretende que los casinos online funcionen a través de un sistema de concesiones otorgadas por el Estado, que sean supervisados por la Superintendencia, que garanticen la "no concurrencia" de menores y que sólo permitan como medio de pago instrumentos autorizados por el regulador.

Así las cosas, los chilenos podrían apostar en casinos online que tengan servidores y equipos en el país, que estén certificados y en los que sea la autoridad la que defina el porcentaje de las ganancias que se destina a premios. "Creemos que de esta forma se combate el juego ilegal, la ludopatía y se otorgan mejores garantías de que no jueguen
niños", agrega Ossandón.

Números del juego

Hoy en día, del total recaudado, Polla destina un 60% al pago de premios. El resto va al fisco y a instituciones de beneficencia como Coanil, la Cruz Roja, Bomberos y la Sociedad Pro Ayuda al niño Lisiado.

En la Secretaría General de la Presidencia (Segpres) hay un proyecto de ley listo para ser enviado al Congreso que propone aumentar los ingresos brutos generados por la venta de boletos de raspes. La iniciativa establece que la organización mantenga el porcentaje que se destina a beneficencia pero que deje de entregar el 5% de los ingresos que van a las Rentas Generales de la Nación. La idea es que un 65% de los ingresos sean destinados a premios y que el Estado sólo perciba el 15% que actualmente va al pago de impuestos.

"Este tipo de juegos de azar requieren de porcentajes de premiación importantes, y deben a lo menos establecerse entre 60% y 70%, de acuerdo a la experiencia internacional y a estudios que ha solicitado Polla que justifican el aumento del porcentaje a premios", explica Ossandón.

Por otra parte, ya está listo para recibir la última firma en la oficina del Presidente Piñera un texto que pretende ampliar el negocio de Polla hacia el uso de las nuevas tecnologías, específicamente a raspes electrónicos.

A los tradicionales casinos municipales, desde 2005 se han sumado 17 recintos que han ampliado este mercado, y que por regirse bajo las normas de la superintendencia del ramo entregan información sobre el negocio, que mueve millones.

Mientras hace 5 años las personas que iban al casino gastaban, en promedio, poco más de $22 mil, hoy ese gasto casi se ha duplicado y llega a $40,382.

En términos de ingresos, el efecto también ha sido multiplicador. De los US$1,03 millones que se recaudaron en 2007, la industria pasó a recaudar US$515 millones en 2011, y a mayo de este año ya se contabilizaban US$231 millones.

Con esto en mente, desde la Superintendencia aseguran que los ingresos brutos del juego debieran crecer en 14,4% este año. También proyectan que el gasto promedio por visita este año "tienda a estabilizarse" entre $40 mil y $44 mil.


 

 

Fuente:www.lasegunda.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner