Destruirán Más De 2.400 Tragamonedas Ilegales En Bolivia

Más de 2.400 máquinas tragamonedas, decomisadas en casinos y casas de juegos de azar,  serán destruidas en diciembre, según expresó el director de la Autoridad del Juego (AJ), Mario Cazón. Desde febrero de 2011 hasta octubre de este año, la AJ lleva decomisadas unas 4.827 máquinas en 192 casinos ilegales en todo el país.

El director de la Autoridad del Juego (AJ) de Bolivia, Mario Cazón, informó que desde febrero de 2011 hasta el 11 de octubre de este año ya se cerraron 192 casas ilegales de juego, en las que se decomisaron 4.827 máquinas, por cuyo funcionamiento irregular sus propietarios deben pagar multas por más de 24 millones de UFV, equivalentes a 43 millones de bolivianos (poco más de 6 millones de dólares).

Seis galpones sirven de almacén, donde son depositadas las máquinas decomisadas por los funcionarios de la AJ. "En este momento tenemos 4.605 en nuestros depósitos que esperamos destruir en esta gestión, cumpliendo siempre los plazos procesales", dijo Cazón en rueda de prensa.

La autoridad explicó que las máquinas decomisadas son guardadas preventivamente, mientras se inicia la etapa del proceso que da lugar a la emisión del auto de apertura del procedimiento legal respectivo.

Subrayó que las normas regulatorias del país, establecen la destrucción de las máquinas de juego que fueron decomisadas por operar sin licencia de funcionamiento, además por no cumplir los estándares exigidos por la Autoridad del Juego. A los dueños de las máquinas se les da 10 días para que presentar descargos y su documentación, aunque nadie pudo presentar una licencia de operación.

"A partir de ese plazo (10 días), la Autoridad tiene 15 días para evaluar los descargos o incidentes que planteen las empresas. Después, se emite una resolución sancionatoria, pues ninguna tiene documentos y se ratifica tanto el decomiso de las máquinas como la sanción económica".

Cazón destacó que la ley señala que hay dos formas de disponer de las máquinas decomisadas.

La primera es que éstas sean rematadas a empresas de juego que estén autorizadas para operar, pero en el caso de que ninguna casa presente un certificado de funcionamiento, las máquinas serán destruidas y convertidas en chatarra.

"Desde que se iniciaron los decomisos, no se destruyó máquina alguna. En diciembre, por lo menos el 50 por ciento del total decomisado será destruido, para lo cual el área jurídica realiza la evaluación y los preparativos".

Aclaró que la destrucción está estipulada en las disposiciones vigentes. Para ello, se publicará la fecha en un medio escrito de circulación nacional, y el acto en sí será realizado en presencia de notarios de fe pública con el fin de que se evidencie la destrucción total de los aparatos.

Autorización

Cazón recordó que en 2011 sólo dos casas recibieron el certificado de funcionamiento por el plazo de un año, de julio de 2011 hasta el mismo mes de 2012; no obstante éstas no lograron ampliar la vigencia de sus certificados, por lo que ahora resaltó que ninguna casa de juego tiene una licencia legal.

Empero, en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz hay más de 200 salas, en las que funcionan más de 3.500 máquinas, ya sea en puntos de telefonía móvil, en tiendas de barrio, en mercados de abasto o internet, que serán clausuradas, porque evaden impuestos y funcionan de manera ilegal.

Pedido de promociones

Se recibieron 454 solicitudes de promociones empresariales, según Cazón, este año, de las cuales 380 fueron autorizadas, 62 se rechazaron, cinco desistieron y siete están proceso.

Además informó que en esta gestión, las 380 empresas autorizadas generaron más de cuatro millones de bolivianos en impuestos para el Estado.

La Ley 060, de Juegos de Lotería y de Azar, señala que todas las promociones empresariales, realizadas en Bolivia, deben tener una autorización de la entidad reguladora. Por ejemplo, las empresas que ofrezcan incentivos por el consumo de un producto deberán pagar un impuesto equivalente al 10 por ciento sobre el valor de dichas operaciones, ya sea a través de promociones hechas directamente o a través de medios.

"Los recursos que se cobran por las promociones empresariales van al Tesoro General de la Nación a través de una cuenta, que es fiscalizada por la Contraloría del Estado".

Los operativos

La misión de la Autoridad es fiscalizar y aplicar sanciones a las salas de juego que son reguladas, siempre y cuando cumplan los requisitos de la ley, además tiene la tuición de clausurar los casinos clandestinos.

Según Cazón, en el departamento de Santa Cruz se hicieron más decomisos, en especial en el Bingo Bahití, en donde se decomisaron unas 1.500 máquinas, que incluso es multirreincidente, a éste le siguen Cochabamba y La Paz.

Según los datos de la entidad, hasta el 11 de octubre en Santa Cruz se decomisaron 1.666 máquinas de 53 casas; en Cochabamba, 992 de 71 empresas, y en La Paz, 410 de 28 salas.

Últimos decomisos

Cazón señaló que se decomisaron en los últimos dos días, 233 máquinas que operaban sin licencia de funcionamiento en dos salas de recreo clandestinas, ubicadas en los departamentos de Santa Cruz y La Paz, respectivamente.

En La Paz se allanó una vivienda, ubicada en la calle 6 de la zona de Los Pinos, que parecía normal pero por las noches se convertía en una casa de juegos de azar, sin licencia de funcionamiento a la que los ocasionales clientes acudían previa llamada telefónica por la que comprometían total discreción. Se decomisaron 49 máquinas.

Mientras tanto, en la ciudad de Santa Cruz, en diferentes operativos, se intervinieron tres salas de juego clandestinas, donde se decomisaron en total 184 máquinas que, sumadas a las de La Paz, contabilizan 233 máquinas.

Lo sorprendente de las intervenciones en Santa Cruz es que los inmuebles en donde funcionaban las casas de juego eran totalmente lujosos, que incluso tenían piscina, churrasqueras, tenían aire acondicionado y cámaras de seguridad para controlar el ingreso de los jugadores.

En esa línea, Cazón advirtió que se incrementarán los operativos a todas las casas de juego en el país y emplazó a los dueños de esos negocios a regularizar sus documentos para evitar perjuicios a sus trabajadores.

 


 

 

Fuente:www.correodelsur.com y www.laprensa.com.bo

 

 


 
Banner
Banner
Banner