Cuestionan Destino De Los Fondos Por La Legalización De Tragamonedas

La Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, por sus siglas en inglés), teme que la mayoría de lo recaudado por las jugadas fuera de los casinos vaya a manos privadas y no al Gobierno.

PRHTA denunció que, según la fórmula de distribución de lo recaudado por la aplicación de la medida que busca legalizar las máquinas de apuestas fuera de los casinos, por cada $2 millones que recibiría el Sistema de Retiro, $29 millones irían a manos privadas.

De esta forma, la organización cuestionó una vez más la insistencia en implementar una medida que no sumará fondos suficientes para aliviar la crisis del Sistema de Retiro y que a su vez tendrá un impacto negativo en uno de los principales motores de la economía local, la industria turística.

"Luego de estudiar con detenimiento el Proyecto de la Cámara 916, entendemos que esta medida, aunque fue radicada con la intención de atender la crisis en el Sistema de Retiro del Gobierno, pone el grueso de los recaudos por jugadas de las máquinas que operarían fuera de los casinos en manos privadas y no en las arcas de Retiro", sostuvo Ismael Vega, presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA).

El ejecutivo explicó que el Artículo 13 de la medida dispone que el ingreso bruto producto de las máquinas de apuestas será graduado de tal forma que el 40 por ciento de su volumen sea distribuido entre el Estado y los concesionarios. De ese 40 por ciento, Vega señaló que tan solo un 25 por ciento será destinado al Fondo de Recuperación Fiscal, mientras que un 72 por ciento iría manos de los concesionarios que operan las máquinas. El restante tres por ciento estaría destinado para modernización y digitalización de sistemas del Departamento de Hacienda.

"En resumen, de cada dólar jugado, 60 centavos se devuelven en premio para el jugador y 40 centavos se dividen entre los concesionarios y el gobierno. De esos 40 centavos, 25 por ciento o 10 centavos van para el Fondo, tres por ciento o un centavo es asignado para modernización y digitalización de sistemas, y 72 por ciento o 29 centavos son para el concesionario", indicó Vega.

Vega añadió que esos 10 centavos que llegarán al Fondo de Recuperación Fiscal no serán destinados en su totalidad al Sistema de Retiro del Gobierno, sino que a su vez serán distribuidos en diferentes partidas y que el Sistema de Retiro recibiría tan solo 20 por ciento de esos 10 centavos. "Al final de la ecuación, de cada dólar jugado, solo dos centavos irían al Sistema de Retiro del Gobierno, mientras que los concesionarios operadores de estas máquinas recibirían 29 centavos. Podríamos decir que si se generaran $100 millones en jugadas, el Sistema de Retiro recibiría tan solo $2 millones, al tiempo que los concesionarios estarían generando una ganancia de $29 millones. A todas luces, no es una fórmula positiva para el Gobierno y no ayudará
sustancialmente a aliviar la crisis del Sistema de Retiro", destacó.

De igual forma, Vega cuestionó la falta de información provista y participación en las vistas públicas relacionadas al proyecto de empresas que cuenten con los mecanismos para instalar y operar el sistema de registro y conexión de las máquinas tragamonedas al sistema del Departamento de Hacienda.

Falta de apoyo a la medida

Un intenso choque de ideas en torno al futuro de las máquinas de juegos para adultos que operan en cientos de bares, colmados y otros negocios se produjo anteayer durante una extensa vista pública de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara.

La medida, como está redactada, no contará con el apoyo de la mayoría de los miembros del Senado, como tampoco de la Rama Ejecutiva, que también tiene sus reservas sobre el proyecto.

El Proyecto de la Cámara 916 propone crear un Sistema Integrado Regulador (SIR) para fiscalizar las citadas máquinas que, según reafirmó en la audiencia la Compañía de Turismo, operan en violación a la Ley de Juegos de Azar. La medida es una de varias propuestas para sumar más fondos al erario, principalmente al Sistema de Retiro del Estado Libre Asociado, que tiene un una deuda de $35,000 millones.

Ingrid Rivera, directora de la Compañía de Turismo, les anticipó a los periodistas, antes de testificar ante los representantes, que su agencia se opone al Proyecto 916. Minutos antes, el subsecretario de Hacienda, Pedro Cintrón, levantó reparos sobre ciertas disposiciones de la medida, y destacó que la dependencia las auscultaría con las partes interesadas para eventualmente adoptar una posición formal sobre la propuesta.

Mientras el Departamento de Hacienda estimó que la implantación de un sistema regulador de esas tragamonedas no es viable a corto plazo, operadores de las máquinas opinaron que en 180 días es posible instalar conexiones para someterse a la regulación electrónica de esa agencia.

Por su parte, Eric Navarro, portavoz de la compañía Empresa Puertorriqueña de Recreación Comercial (Emprecom), que representa a operadores de las cuestionadas máquinas, anticipó que el Proyecto 916 contiene múltiples errores y opinó que, de aprobarse, abriría la puerta para delegar la regulación a una empresa privada, en lugar de establecerse fiscalización de Hacienda.

 


 

 

Fuente:www.wapatv.com y www.elnuevodia.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner