Bingo Logra Eludir Ley Anti Humo

Una polémica se instaló en la ciudad bonaerense de Olavarria. El Bingo pudo, finalmente, quebrantar la ley antitabaco amparado por el mismo Estado provincial que fijó la prohibición de fumar en salas de juego y restaurantes: instaló un "club privado de fumadores" y bajo ese formato sortea la normativa.

 "Lamentablemente hay que conseguir un lugar para que la gente siga fumando fuera del Bingo", admitía hace un año Aurelio Serra, gerente del Bingo Magic Star, en el marco de la promulgación de la ley que prohibía fumar en las salas de juego y restaurantes. La medida entró en vigencia por disposición del gobierno bonaerense en octubre de 2012 y también alcanzó al Bingo Olavarría, que hasta ese momento no estaba obligado a aplicar las restricciones a los fumadores. Pero aún así, se redoblaba la apuesta y el responsable del Bingo advertía en ese momento que estaban "construyendo un espacio para que se fume. Mientras se saldrá afuera y se fumará afuera como se hace en todos lados".

Y así fue: un año después, el lugar cuenta con "fumadero" propio bajo el formato de un Club Privado de Fumadores. Es decir, como la ley provincial y la ordenanza local lo prohíben, encontraron un artilugio para salirse de la norma, y aseguran que el espacio está habilitado "por la Provincia y el Municipio". El que quiera sumarse tramita una credencial de socio y puede ingresar libremente. Todo autorizado, según sus gerentes, por Loterías de la Provincia y el gobierno comunal olavarriense. Sin embargo, desde el Ejecutivo comunal local aclararon que la disposición corre por cuenta del gobierno bonaerense. "Es responsabilidad de la Provincia" y no hay "ninguna habilitación expresa" de parte del Ejecutivo local que avale el funcionamiento de dicho espacio, indicaron desde la Subsecretaría de Comunicación Institucional municipal.

Lo concreto es que la propia ley exceptúa de la prohibición a los patios, terrazas, balcones y demás espacios al aire libre de los lugares cerrados de acceso al público, los clubes para fumadores de tabaco y centros de salud mental y centros de detención. Justamente eso es lo que hizo el Bingo: creó una sala de fumadores, que en realidad es un Club Privado llamado Montecristo Club, que "está cerrado pero cumple con normas que pide Loterías de la Provincia", según explicara uno de los gerentes del Bingo, Ignacio Escobar.

El dato sorprendió relativamente porque según una encuesta de la Escuela Superior de Ciencias de la Salud de la Unicén sobre los alcances de la ordenanza antitabáquica, en mayo surgió que la mayoría respetaba la prohibición de fumar en Olavarría y lo pendiente seguía siendo el Bingo y algunos restaurantes. Desde la institución pedían un mayor control de la Zona Sanitaria IX, dejando en claro que había conformidad porque la mayoría sí respetaba la ordenanza municipal y la ley bonaerense. Incluso elogiaron la reglamentación de la ley nacional.

Hace un año, el gerente del Bingo Magic Star había asegurado que cumplirían con la medida a rajatablas y hasta llegó a definirse "antitabaco", pero, al mismo tiempo, había informado que estaban construyendo un espacio alternativo para fumadores.

En este sentido, a nivel municipal "no han iniciado ningún tipo de trámite y tampoco deben hacerlo porque no es injerencia municipal. La ley provincial gana por sobre la ordenanza local", expusieron desde la Subsecretaría de Comunicación Institucional del Municipio.

Además, aclararon que el Bingo no necesita habilitación municipal de ningún tipo, ya sea para abrir un espacio para fumadoras o cualquier otro espacio que quiera tener la sala
de juegos, "todo se maneja con la Provincia". Al mismo tiempo, declararon que la ley provincial "permitiría la apertura de sala exclusiva de fumadores o club de fumadores, incluso dentro de lo que son las salas de juego, siempre y cuando cumpla con ciertas normas como determinada superficie cerrada".

El antecedente

El 18 de septiembre de 2012, el Boletín Oficial publicó la ley que prohíbe fumar en bingos y locales gastronómicos ubicados en la provincia de Buenos Aires, en vigencia desde el 1 de octubre del año pasado. La medida se adoptó a través del decreto 906 publicado en el Boletín Oficial que promulga la Ley 14.381 que prohíbe el consumo de tabaco "en todos los espacios cerrados dependientes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, Organismos de la Constitución, Entes Descentralizados y Autárquicos, tengan o no atención al público". El proyecto, aprobado en agosto pasado en el Senado, eliminó un inciso del artículo 7 y del capítulo IV de la Ley 13.894, que exceptuaba de la prohibición de fumar en espacios cerrados a las salas de entretenimientos "con superficies mayores a 400 metros cuadrados y la habilitación de un sector para fumadores, no mayor al 30 por ciento del local, con ventilación y separado del resto, en los locales gastronómicos". Según la normativa se buscaba "proteger la salud de todos y cada uno de los habitantes de la provincia de Buenos Aires a los fines de la prevención, asistencia y bienestar comunitario, relacionados con la morbimortalidad como consecuencia del consumo de tabaco y sus derivados". Asimismo, se busca "reducir el consumo de los productos elaborados con tabaco"; "regular la comercialización de los productos del tabaco" y "prevenir el inicio del consumo de tabaco en niños y jóvenes". Pero la misma ley dejaba y deja afuera de esa prohibición los patios, terrazas, balcones y demás espacios al aire libre de los lugares cerrados de acceso al público, los clubes para fumadores de tabaco y centros de salud mental y centros de detención.

El Bingo, entonces, se ampara en esta nueva ley del tabaco que prohíbe fumar en espacios públicos y elimina el humo de bares y restaurantes sin excepciones, pero que contempla exceptuar de la normativa a los clubes privados de fumadores. Estos clubes no son bares, se trata de locales sin ánimo de lucro en los que no se vende alcohol. Tampoco se puede ofertar en ellos ningún otro tipo de bien o producto consumible. En estos clubes de fumadores, los socios y sólo los socios se reúnen para fumar.

Sin embargo, la resolución Nº 1255/13 del Instituto provincial de Loterías y Casinos de la Provincia del 22 de agosto de 2013 expone que "el local ofrecido cumple con todos los requisitos establecido por la Ley 13.894 y su decreto reglamentario Nº 1626/09, con posibilidad de instalación de máquinas tragamonedas en su interior, a los efectos de permitir el desarrollo del juego en su interior".

Los clubes de fumadores también han de estar constituidos legalmente como tales y sólo se podrá fumar en el interior de su sede social. Han de garantizar que no haya nadie que no sea socio en el interior y, por supuesto, no se permite la entrada de menores. Finalmente, el club de fumadores deberá tratarse de una entidad con personería jurídica.


 

 

Fuente:www.elpopular.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner