Fuerte Evasión Fiscal En Colombia Por Juego Ilegal

El ente regulador del juego en Colombia, Coljuegos, informó que en lo que va del año se desmantelaron más de 100 establecimientos ilegales que operaban juegos de suerte y azar sin autorización del estado. El monto de la evasión fiscal en estas salas, se estima en más de 3 mil millones de pesos (U$s 1.542.416) por cada año de funcionamiento; recursos que dejó de recibir el sistema de salud pública del país.

Como toda actividad irregular, es muy difícil tener una estimación real del juego ilegal en Colombia. Sin embargo, la cifra más reciente es del año 2010; con un mercado ilegal estimado en un 40%. Esto representa que, aproximadamente, por cada dos máquinas tragamonedas legales hay una ilegal.

La evasión fiscal producto del juego ilegal en el país se estima en $62 mil millones anuales.

"La forma más común de juego ilegal está en los juegos de suerte y azar localizados, como los casinos y bingos; y, más concretamente, en establecimientos de juego que ofrecen máquinas electrónicas tragamonedas no autorizadas", apuntó el ente regulador.

"La actividad ilícita de operación no autorizada de juegos de suerte y azar tiene graves consecuencias para el país, pues evade el pago de tributos que tienen como destino la financiación de la salud pública de los colombianos. Adicionalmente, estos establecimientos compiten deslealmente con los empresarios de la industria de juegos de suerte y azar que pagan cumplidamente sus aportes a la Nación", señaló el organismo.

Coljuegos inició operativos de control de ilegalidad el 15 de marzo de 2013, y hasta el 31 de agosto, la entidad ha adelantado 106 acciones de control y ha retirado, de manera cautelar, 1.484 máquinas electrónicas tragamonedas que operaban ilegalmente en Bogotá, varios municipios de Cundinamarca, Meta, Atlántico, Bolívar, Valle del Cauca, Tolima, Caldas, Quindío y Risaralda.

La multa aplicable a estos casos alcanzaría los $70 mil millones, junto con las demás sanciones que contempla la ley; tales como inhabilidad para operar juegos de suerte y azar, cierre de los establecimientos, destrucción de los elementos de juego y la denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación; ya que la operación ilegal de estos juegos es contemplada como delito por el Código Penal colombiano.

Al 30 de agosto de 2013 Coljuegos había proferido 76 resoluciones de decomiso y destrucción de elementos de juego ilegales y destruyó 216 tragamonedas retiradas durante los operativos de control, asegurando que las partes más valiosas del aparato no serán reutilizadas o comercializadas.

El aporte que realizaron los casinos y bingos legales a la salud de los colombianos en 2012 superó los $163 mil millones. Sin embargo, la sostenibilidad de sus negocios está amenazada por el juego ilegal, aclaró Coljuegos.


 

 


 
Banner
Banner
Banner