Demasiados Casinos Para Yucatán

Dos tragamonedas cada mil personas con capacidad económica para ser cliente de casinos, es la cifra que resulta de la oferta de casas de juego en el estado mexicano de Yucatán, de acuerdo a datos de la Secretaría de Gobernación y de organismos internacionales. La cantidad de casinos en relación a la población, preocupa por los efectos sociales graves, como un aumento de la prostitución, violencia familiar e índices delictivos. Según estándares internacionales, la capacidad instalada máxima para evitar consecuencias negativas es de una máquina por cada 10.000 habitantes.

Datos de la dependencia federal indican que actualmente la capital estatal Mérida, cuenta con nueve permisos de operación para casinos, por lo que en Yucatán estarían instaladas para el 2014 más de 2 mil máquinas de apuestas distribuidas en nueve casinos, dirigidas a una población de 641.704 personas con poder adquisitivo.

En Yucatán, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 591 mil personas de un total de 1.490.000 personas tienen poder adquisitivo. De esta cifra 218.000 son menores de edad y 641.704 son susceptibles de ser clientes de estos centros de apuestas.

De acuerdo a la organización "Responsible Gambling Trust" del Reino Unido, los límites de capacidad instalada máxima para evitar efectos negativos en la sociedad, es de una máquina por cada 10.000 habitantes mayores de edad con poder adquisitivo.

La proliferación de casinos en Mérida se convirtió en un problema social, al grado tal que el Centro de Integración Juvenil tuvo que abrir una sala de tratamientos contra la ludopatía. El problema no sólo es el creciente número de jugadores, sino que el 70 por ciento son mujeres de todas las clases sociales.

Entre los efectos negativos se citan, además de la ludopatía, la prostitución, el lavado de dinero, la violencia intrafamiliar, robos, pérdida de fuentes de empleo y el posible consumo de drogas.

Anunciados como la panacea para que llegaran al país 3.500 millones de dólares y la generación de 200 mil empleos indirectos, los casinos llegaron a afirmar en el 2005 que este tipo de negocios sería un detonador de la industria turística.

Sin embargo, el tipo de casa de apuestas que se instaló en el territorio no genera ninguna distribución económica para el sector, según manifestó Armando Casares Espinosa, director de Control Tour y ex presidente de la Asociación Yucateca de Promotores de Turismo.

"Ninguno de los casinos instalados en Mérida, tienen la infraestructura o la operatividad necesaria para generar
turismo tipo "Las Vegas", en definitiva, no cumplen una función que genere una derrama en este sentido", aseguró.

La afirmación contrasta a lo manifestado en febrero pasado por Miguel Angel Ochoa Sánchez, presidente de la Asociación de Permisionarios Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego (AIEJA), quien dijo que los inversores convertirían al estado en una pequeña región tipo Las Vegas, "porque no ha llegado la mafia, no es grave la extorsión industrial y los empresarios de este giro consideran a Yucatán una arena segura y una tierra bendecida por Dios".

En contraste, para el gobierno de Yucatán, los casinos en Mérida fueron una excelente fuente de recaudación de impuestos. De acuerdo con datos de la Cuenta Pública 2012, los ingresos tributarios estatales sobre "Loterías, rifas, sorteos, concursos, y juegos con cruce de apuestas legalmente permitidos" lograron recaudar más de 58 millones de pesos en el ejercicio fiscal, lo que representó una variación de más del 170% con respecto al 2011.

La suma recaudada es un monto que puede utilizar el gobierno del estado a manera de libre disposición, lo que le da a las finanzas estatales una partida con mucha flexibilidad. Esta suma es poco más de la mitad del total del impuesto predial recaudado por el Ayuntamiento de Mérida en el presente año, por la suma de 110 millones de pesos.

De acuerdo al estudio de la Secretaría de Gobernación, el mayor número de casinos se encuentra en el norte del país, en territorios como Monterrey, Nuevo León, y Mexicali y Tijuana, Baja California, así como en Guadalajara, Jalisco, y Naucalpan, Estado de México.

Mérida se ubica ya por arriba de la media nacional en número de casinos con nueve establecimientos del ramo que iniciaron operaciones desde el año 2006: Juega Juega, Golden Island, Mega Jackpots, Win Pot, La Cima, Diamonds, Casino Life, Crown , Circus, y próximamente uno más.

 

 


 

 

Fuente:www.laverdadyucatan.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner