Abre En Bolivia El Primer Casino Regulado Por Ley De Juegos

La primera sala de juego avalada en Bolivia por la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego (AJ), será inaugurada el próximo viernes 7 en Santa Cruz con el nombre de Casino Flamingo.

La inversión realizada por Curucusí Games SRL, fue de más de un millón de dólares y tendrá una infraestructura inicial aproximada de 300 metros cuadrados. Sus visitantes podrán acceder a siete mesas de juego. En ellas se podrá jugar Ruleta, Black Jack, Bacarat y Poker Caribeño. Abrirá sus puertas desde las 6:00 de la tarde con más de 30 personas, entre supervisores, cajeros y croupiers, que fueron capacitados durante más de seis meses para atender a los visitantes.

El local está ubicado en la avenida La Salle No. 254, y será el primero que operará en el país al amparo de la Ley de Juegos de Lotería y de Azar (No. 060), promulgada en 2010.

"En el año 2011 miramos hacia Bolivia y nos atrevimos a invertir confiando en la normativa que ahora regula el juego de azar. Creemos que se abre una gran oportunidad para brindar entretenimiento, generar fuentes de trabajo y promover el turismo", aseguró Erick Peña Eishner, portavoz de la empresa.

El ejecutivo señaló que la idea de la compañía es marcar el inicio de una nueva era para los juegos de azar en Bolivia. "Esta es una primera fase dentro de todo un proceso que vamos a encarar. Luego abriremos más salas tanto en Santa Cruz como en otras ciudades del país", agregó.

Asimismo añadió que están a la espera de que los fabricantes de tragamonedas certifiquen sus máquinas ante la AJ para que estas sean introducidas al país y poder dar esa opción a los visitantes.

El 22 de abril de 2013, la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego (AJ) otorgó a la empresa Curucusi Games de la ciudad de Santa Cruz, la primera licencia de operaciones mediante una resolución administrativa, tras efectuar la valoración técnica y legal de la documentación presentada por la firma privada.

La autoridad reguladora además indicó que el resto de los negocios que se dedican a la actividad no tienen autorización legal. Por años en el país, este tipo de negocios fue fuente de lavado de dinero.


 

 

Fuente:www.eldia.com.bo

 

 


 
Banner
Banner
Banner