Rodriguez compartió la preocupación de los agencieros por el crecimiento del juego ilegal y anunció que buscará comprometer “fuertemente” a los intendentes para erradicar los denominados “puntos fijos”.

“Compartimos la preocupación de la Cámara (de Agentes Oficiales de Lotería y Afines Bonaerense -CAOLAB) porque se ha intensificado la actividad ilegal de la captura de apuestas”, dijo en un reportaje a Radio Colonia el titular del IPLyC y coincidió en que “está perjudicando en forma notable y constante a los agentes oficiales que son los portadores para que la provincia genere importantes recursos destinados a educación, salud, seguridad, infraestructura y también para los municipios”.

En cuanto al dinero que está circulando por fuera del sistema, Rodríguez comentó que “se está hablando que habría por encima de 70 mil levantadores de juego en la provincia lo que estaría duplicando o más las apuestas que se hacen en forma oficial”.

Tal como se acordó la semana pasada en el marco de una reunión que mantuvieron la CAOLAB, el Instituto y el ministro de Seguridad Alejandro Granados, se comenzará a trabajar en una comisión para atacar este problema. “Deberemos trabajar en conjunto las fuerzas de seguridad, el Instituto y los municipios” expresó el funcionario provincial, a la vez que cuestionó: “No puede ser que haya agencias clandestinas que estén instaladas en kioscos u otros comercios a la vista de todos”.

En este sentido, insistió en “hacer un trabajo mancomunado” involucrando a “Lotería con sus inspectores, la policía y tenemos que comprometer fuertemente a los municipios”, enfatizó.

Así también dio cuenta de 180 denuncias presentadas por la Cámara de Agencieros aunque todavía “no hemos tenido resultado” por parte de la Justicia.

Por último, el funcionario resaltó que “hay que concientizar a la gente que si juega por fuera se está perjudicando a sí mismo y los intendentes también tienen que entender que la evasión va en detrimento del dinero que le tiene que llegar a su municipio”.