Nueva York Aprobó Tres Proyectos De Casinos

La iniciativa emprendida por el gobernador Mario Cuomo, sobre la expansión de los juegos de azar en el estado de Nueva York dio hoy otro gran paso, luego de que una Comisión especial estatal recomendó la aprobación de casinos resorts en las montañas de Catskills, cerca de Albany, y en la parte central del estado, poniendo fin a una revisión de 16 propuestas que duró ocho meses.

La Comisión seleccionó tres propuestas, una menos de lo permitido por la ley estatal, y optó por no considerar ninguna de las seis propuestas en el Condado de Orange, la región más cercana a la ciudad de Nueva York. La Comisión dijo que un casino en ese condado, habría socavado un centro turístico en el vecino condado de Sullivan, en el norte.

Las tres propuestas recomendadas fueron:

-Catskills y Valle del Río Hudson: Montreign Resort Casino, en el condado de Sullivan, proyectado por Empire Resorts con una inversión de alrededor de 1.100 millones de dólares. El resort estará ubicado en Thompson, en los terrenos del antiguo hotel Concord. La empresa dio que el tamaño y el costo del proyecto dependería del número y ubicación de las licencias de casino emitidas. Empire opera a través de una filial, el cercano Monticello Casino & Raceway.

-Albany-Saratoga: Rivers Casino & Resort en Mohawk Harbor, condado Schenectady, proyectado por Capital Region Gaming con una inversión de 300 millones de dólares. El plan prevé más de 1.100 máquinas tragamonedas y un hotel de 150 habitaciones que se construirá en un terreno frente al río

-Lagos Finger-Región Southern Tier: Lago Resort & Casino en el condado Seneca, proyectado por Wilmorite con una inversión de 425 millones de dólares, ubicado en Tyre en la zona de los Lagos Finger. Los desarrolladores dijeron que esperan para operar 85 mesas de juego y 2.000 máquinas tragamonedas.

Se espera que los centros turísticos, que incluirían hoteles, spas, campos de golf, restaurantes de lujo, parques acuáticos y otros servicios, proporcionen miles de empleos en las zonas más perjudicadas del estado y, de acuerdo con una estimación, generarían más de U$s 300 millones en nuevos impuestos.

Antes de la votación de la Comisión, el gobernador Cuomo hizo hincapié en los beneficios económicos. Un motor principal de los casinos es "corregir el abandono que el estado de Nueva York recibió", expresó, tras agregar que "el riesgo está todo en el sector privado y tenemos un único aspecto positivo".

El mayor ganador en estas decisiones de hoy fue el Grupo Genting que está ansioso por convertirse en un jugador importante en la escena de juego en los Estados Unidos.
Cuenta con la única sala de juego en la ciudad de Nueva York, el local de tragamonedas Resorts World en el hipódromo Aqueduct en Queens, que es la operación de juego más taquillera en Estados Unidos.

A través de una serie de fideicomisos, el presidente de Genting, Kok Thay Lim, también es propietario de una participación que controla el Empire Resorts, una compañía en línea para una licencia cerca de Monticello. Genting, a través de Empire Resorts, tendría el casino más grande de Nueva York y el más cercano a Nueva York City.

Las propuestas rechazadas para el condado de Orange fueron la de Genting Americas para construir el Sterling Forest Resort, de 1.500 millones de dólares; la de Caesars Entertainment para su Caesars New York, con una inversión de U$s 880 millones; el Resorts World Hudson Valley, proyectado asimismo por Genting Americas; el The Live! Hotel & Casino de Cordish Companies y Penn National Gaming con una inversión de 750 millones de dólares; y el proyecto de Saratoga Casino & Raceway y Rush Street Gaming por U$s 670 millones para el Hudson Valley Casino & Resort.

Asimismo la Comisión rechazo la propuesta de Nevele, para su Nevele Resort Casino & Spa, por U$s 640 millones en el condado de Ulster; y el proyecto de Concord Kiamesha LLC y Mohegan Gaming NY, para levantar el Mohegan Sun en el condado Sullivan, con una inversión de U$s 550 millones.

El gobernador demócrata Cuomo se embarcó en un plan para legalizar los casinos comerciales poco después de que asumió el cargo en el 2011. La expansión de los juegos de azar en el estado, dijo, podría generar miles de nuevos puestos de trabajo y una nueva fuente de ingresos para el Estado y pueblos desesperados por llenar sus arcas.

Los casinos locales también podrían recuperar dólares, ahora apostados por los jugadores de Nueva York en Nueva Jersey y Pensilvania, agregó el gobernador.

Sin embargo, la competencia se volvió tan intensa en el nordeste, que algunos analistas de Wall Street describieron que la región está saturada de centros de juego.

Sin embargo, la administración Cuomo espera aprovechar los 52 millones de visitantes anuales de la Ciudad de Nueva York y de las pobladas comunidades que rodean la ciudad.


 

 

Fuente:www.nytimes.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner