Capturan En Casino A Cuadruple Asesino

Un cuádruple asesino, de nacionalidad argentina, fue detenido en el casino de Atlántida, el principal balneario del departamento de Canelones, en la República Oriental del Uruguay. Luis Ernesto Sosa, de 45 años, estaba en compañía de su pareja de 38 años y una pequeña hija de ambos.

Este es uno de los dos presos que en septiembre se fugaron del penal de Florencio Varela, donde cumplían condenas a reclusión perpetua.Se trata de un delincuente, registrado en uruguay con una falsa identidad, que tiene en su haber una doble condena a prisión perpetua y es miembro de una organización compuesta por gitanos que tiene en sus antecedentes robos, homicidios y estafas. Aunque la banda se conoció por Se dieron a conocer por su ferocidad al asesinar y golpear a jubilados durante los asaltos que cometieron

En realidad se llama Hugo Carlos Miguel Miguel, alias "El Gitano", de 45 años, e integraba una banda delictiva dedicada a asaltar a ancianos que cobraban pensiones de Europa y fue condenado por el homicidio en 2007 de María Epifania Di Ciccio, de 81 años, en Hurlingham

La detención de este individuo se produjo sobre las cuatro de la mañana, en el balneario Atlántida. El hombre está prófugo de la justicia argentina, luego de cometer cuatro homicidios en el vecino país, según fuentes del caso. En el operativo colaboraron efectivos policiales de Parque del Plata.

Las actuaciones comenzaron cuando un policía que prestaba un servicio de vigilancia en el casino de Atlántida reconoció al hombre sobre quien pesaba un pedido de captura internacional, a través de Interpol.

En Uruguay, los investigadores presumen que Luis Ernesto Sosa cometió varias estafas.

Todo comenzó con la llegada a los balnearios de Canelones de tres oficiales de Interpol, quienes pidieron colaboración a sus pares uruguayos porque todo indicaba que por allí estaba "fondeado" un hombre que cometió cuatro homicidios en Buenos Aires y que además fugó de la cárcel.

La fotografía fue exhibida a todos los uniformados. Los efectivos de Interpol advirtieron que se debía actuar con cuidado porque se sabía que este individuo estaba acompañado de su mujer, también argentina, de 38 años de edad, y la pequeña hija de la pareja, de cuatro años.

En la tarde del viernes, un policía afectado al servicio de cobertura policial del Casino de Atlántida creyó ver al peligroso sujeto.

Tras trasmitirlo a través de la frecuencia policial, los efectivos se abocaron a estudiar cuidadosamente las filmaciones de las cámaras de seguridad del citado Casino.

Luego de ver las imágenes, no quedaron dudas, se trataba del argentino requerido. Un operativo a cargo de efectivos de las seccionales 17ª y 24ª permitieron darle captura.

Si bien no opuso mucha resistencia, al momento de su detención, sí les pedía a los uniformados que no lo apresaran porque le "arruinaban la vida", comentaron a El País altas fuentes de la investigación.

Ayer era llevado al juzgado de Atlántida para declarar por la fuga. Sin embargo, todo indica que se abrirá una nueva investigación sobre este sujeto porque se presume es autor de varias estafas.

En principio, el delincuente, que es gitano, portaba una falsa identidad, tenía un documento a nombre de otra persona también de Argentina. Además, los investigadores indicaron que estaba alquilando una vivienda en la zona de El Pinar.

Los efectivos hicieron un allanamiento en la casa ubicada sobre el arroyo Pando, a metros del peaje de El Pinar.

Este delincuente tenía una importante cantidad de dinero consigo. Según los investigadores, llevaba US$ 3.200, 2.500 euros y $ 7.000.

Por el crimen de Di Ciccio, el 15 de julio de 2010, el Tribunal Oral Criminal 5 de Morón lo condenó a reclusión perpetua, pero hace dos meses, Miguel y su cómplice Miguel Gustavo Tarico se fugaron de los talleres de la cárcel de Varela y nunca más se supo de ellos.

"'El Gitano', al no contar con tarjetas de crédito, pagaba con efectivo los hoteles y abonaba por adelantado el alquiler de coches lujosos, con los que cometía hechos ilícitos y luego abandonaba los vehículos", sostuvo el comunicado.

El SPB también explicó: "Como el sujeto sabía que estábamos tras sus pasos, cambiaba de residencia en forma continua y se comunicaba por celular utilizando el dialecto gitano, lo que hacía muy complejo realizar escuchas telefónicas con resultados conducentes".

Ahora se aguarda que Miguel sea extraditado a Argentina, mientras que Tarico continúa prófugo.


 

 


 
Banner
Banner
Banner