A través de la resolución, María Eugenia Vidal bajará de 12 al 9 por ciento el porcentaje del Fondo Reparador del Turf que se destina a los hipódromos .

El esquema de subsidios es el siguiente: el Estado bonaerense se queda con el 34% de la rentabilidad que dejan los slots. Pero por otro lado, un 5% de lo que recaudan los slots se destina a un fondo para el Turf.

Por ley, el gobierno provincial debe destinar entre un 9 y un 15 por ciento a los hipódromos. Actualmente está en 12%. Un 60% debe destinarse a la bolsa de premios y el resto a gastos de funcionamiento e infraestructura.

De esta manera, se confirma el rumor que circulaba desde fines del años pasado y que había generado temor e incertidumbre en la actividad hípica de la provincia. Especialistas en el tema reconocen que el Turf genera miles de puestos de trabajo. Algunas cifras aseguran que 70 mil personas viven de la actividad hípica. También sostienen que la actividad que la que menos incidencia tiene en enfermedades como la ludopatía. Lejos de la adicción que generan las tragamonedas.

Desde el sector aseguran que es una industria "sin chimeneas" que genera miles de puestos de trabajo desde el campo hasta las carreras. Se trata de una mano de obra intensiva y especializada que va desde la cría del caballo pura sangre en el campo, hasta los cuidadores, serenos, vareadores y veterinarios cuando el animal está en competencia.

El mes pasado más de diez sindicatos de la industria del turf se reunieron en una sede gremial del barrio de Belgrano y redactaron un documento en el que solicitaron al gobierno "no tomar ninguna medida que afecte a la industria, sin antes ser consultada y consensuada con los gremios".

Sin ambargo, la gobernadora Vidal se apresta a firmar la resolución que establece la quita del 25% al subsidio que percibe la actividad.