Consideran "Fuera De Competencia" A Casino De Montevideo

La Comisión de Presupuesto de la Junta Departamental de Montevideo escuchó las explicaciones del director de Desarrollo Económico, Oscar Curutchet, y del gerente de Casinos de la Intendencia, Hugo Gandoglia, quienes argumentaron sobre la caída en los ingresos del Casino Parque Hotel, que hace algunos días fue ocupado por sus trabajadores en el marco de una serie de medidas sindicales.

Ambos funcionarios coincidieron en que la demora de los procesos licitatorios para renovar el parque de máquinas tragamonedas, dejó a la sala de juegos en desventaja frente a los privados. "En el año 2018 se ha producido una baja general en los ingresos; no afecta exclusivamente al Parque Hotel. Pero creo que en el Parque Hotel esa baja en los ingresos de slots marca con claridad las ineficiencias que tenemos para resolver una situación que permita competir comercialmente en las condiciones que el mercado requiere", señaló Gandoglia.

"En 2016 habíamos identificado la necesidad de comprar máquinas porque no hay política que sostenga mejor los ingresos del casino -las tragamonedas son el 80% de los ingresos generales- que mantener muy activa y dinámica la renovación del equipamiento. Si bien habíamos identificado las necesidades y habíamos comenzado a realizar las gestiones para que las máquinas se repusieran en 2016, concretamente entraron a partir del 2 de marzo de 2019. Hay tiempos de gestión en el marco actual en el que se desarrolla la actividad del casino que necesariamente tienen que ser mejorados para poder competir como corresponde", agregó.

El funcionario había dicho a comienzos de julio, en una entrevista con el periódico El País, que los tradicionales juegos de paño (ruleta, punto y banca y blackjack) vienen "en picada" desde hace tres décadas porque ya no seducen a las nuevas generaciones. Y opinó que la próxima administración,
sea del partido que sea, debería considerar el cierre del casino municipal.

"Todo esto se da en el marco de un tema que la sociedad uruguaya va a tener que encarar, particularmente nosotros, el Frente Amplio, que es qué hacemos con el juego. Yo no tengo ningún interés en promover el juego, el gobierno de Montevideo no tiene interés en promover el juego. Tenemos la obligación, y procuramos hacerlo, de atender adecuadamente las salas, pero creo que el próximo gobierno de Montevideo, sea quien sea, va a tener que tomar una decisión profunda y valorar si tiene sentido la gestión de una sala pequeña o mediana, como es el Parque Hotel", destacó el funcionario. Esas declaraciones generaron una catarata de reclamos de parte de los trabajadores, que aducen que los problemas se deben a una mala gestión.

El casino tiene 256 máquinas, de las cuales 156 son de propiedad municipal y 100 alquiladas a la empresa ICM.

En este sentido, Gandoglia dijo en la entrevista que "a esta altura queda claro que para mantener el nivel de ingresos de slots hay que tener una política de renovación del equipamiento mucho más dinámica que la que resulta de hacerlo en función de las posibilidades presupuestales de la Intendencia y a partir de la tramitación que se hace. El casino necesita una agilidad mayor. La licitación de compra de las máquinas llevó prácticamente un año".

"No tiene la agilidad que requiere un establecimiento comercial que se supone que tiene que funcionar en el marco de la competencia que le exige el Estado", agregó.


 

 

Fuente:www.elpais.com.uy

 

 


 
Banner
Banner
Banner