La Realidad Argentina Sacude A Codere

Antes las probables dificultades que la empresa de juego Codere podría encontrar para refinanciar bonos por 500 millones de euros y 300 millones de dólares, la agencia de calificación crediticia S&P situó en vigilancia con perspectiva "negativa" los rating de la firma. Del mismo modo, Moody's rebajó la calificación crediticia de la compañía desde 'B2' a 'B3' con perspectiva estable debido, entre otros factores, al "inestable" entorno macroeconómico y político en Argentina y al menor rendimiento operativo.

S&P no obstante mantuvo en "B-" el rating de crédito de la firma, dentro del grado especulativo y conocido como "bono basura", por contar con calidad pobre y con capacidad escasa a largo plazo y dependiente de un entorno favorable.

En este sentido, la agencia justifica la vigilancia y la perspectiva "negativa" de Codere por su estimación de que esta podría tener dificultades para refinanciar los bonos garantizados cuyo vencimiento tendrá lugar en octubre de 2021.

Así, advierte de que, ante la devaluación del peso argentino, los recientes desarrollos de la política en el país y los controles de capital, la compañía podrá tener complicaciones para refinanciar dichos bonos. "Vemos una alta probabilidad de que no tenga éxito en los próximos seis meses. Si esto pasa, podríamos rebajar el rating", advierten desde S&P.

La agencia de calificación destacó que los ingresos generados por la entidad española en el mercado argentino representan el 25% del beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo, aunque subraya que la exposición actual de la empresa en Argentina es menor a la que tenía en 2013.

Moody's justificó su decisión ante la falta de crecimiento de ingresos de la línea superior de Codere, un menor rendimiento operativo que el previsto anteriormente por Moody's y un flujo de caja libre negativo sostenido.

En este sentido, estima que permanecerán en negativo al menos en los próximos doce meses, lo que podría presionar la liquidez en el futuro.

Asimismo, también considera que Codere está expuesta al "inestable" entorno macroeconómico y político en Argentina, donde existen una serie de licencias que pueden renovarse en los próximos años y una mayor incertidumbre en torno a las elecciones presidenciales de octubre.

La agencia de calificación considera que un gobierno recién elegido podría hacer cumplir regulaciones "adversas" y cambios impositivos, que podrían pesar aún más en la rentabilidad y liquidez de Codere.

En tanto, ante las revisiones de las agencias de calificaciónn, la empresa emitió un comunicado en el cual expresa que "no comparte la decisión adoptada por Moody's, entendiendo que el nuevo informe emitido no refleja apropiadamente la situación actual, ni las perspectivas de la compañía".

"Esta rebaja de rating no toma en cuenta la reciente comunicación de la compañía -(hecho relevante del 26 de agosto)- informando sobre los efectos de la situación de Argentina en sus resultados del segundo trimestre y reafirmando su expectativa de cumplir con la guía de ebitda ajustado para 2019, que conlleva tanto una mejora significativa del ebitda respecto al año anterior, como de generación de flujo de caja libre positivo para este año", explica.

"La compañía -prosigue- ha demostrado en estos primeros seis meses del ejercicio menores niveles de gastos no
recurrentes y de inversiones en mantenimiento y crecimiento (capex), con lo que se mejora la expectativa de generación de caja del ejercicio. En consecuencia, y en contraste con las expectativas de la agencia de rating, la empresa espera generar un flujo de caja positivo durante 2019".

Asimismo agrega que "los resultados a cierre de junio 2019 (y adelantados el 26 de agosto), reflejan que, tanto el ebitda de la compañía como el ebitda ajustado, la diversificación geográfica de ambos y la generación de caja, alcanzan, a mediados de este año, su nivel más alto desde 2012, mientras que el apalancamiento neto se sitúa en mínimos de 2,7x".

"Codere sigue implementando su Plan de Transformación en el seno de la compañía, digitalizando su front y back offices, y activando palancas capaces de generar un crecimiento significativo de ebitda ajustado en próximos años. En particular, este plan ha permitido reducir la exposición en Argentina, que ha pasado de suponer 131 millones de euros del ebitda ajustado (casi el 50% del consolidado), a alrededor de 65 millones en 2019 (menos del 25%), mientras que el del resto del grupo ha pasado en este periodo de aportar 121

millones de euros a 220 aproximadamente, según el guidance facilitado al mercado para 2019".

Respecto a la calificación de S&P, destaca que "los argumentos esgrimidos por la agencia responden a criterios estrictamente técnicos sobre el plazo de refinanciación, equilibrando la incertidumbre generada en Argentina con la favorable evolución de la compañía y su capacidad de enfrentarse a escenarios adversos, por circunstancias macroeconómicas o regulatorias, generando crecimiento".

El próximo viernes 13 la compañía comentará en profundidad sus datos y expectativas de generación de flujo de efectivo basadas en los datos reales del segundo trimestre del año.

Codere espera que "en los próximos meses la confirmación de las expectativas de resultados hechas públicas por la compañía y la resolución de algunas de las incertidumbres que a día de hoy se mantienen sobre la evolución del escenario macroeconómico en Argentina, contribuyan a avanzar en el proceso de refinanciación de la deuda, facilitando la revisión de las decisiones ahora tomadas por las agencias de rating".

Codere contabilizó un beneficio bruto de explotación ajustado (Ebitda) de 70,3 millones de euros en el segundo trimestre del año actual, lo que supone un aumento del 8,2% respecto a los 65 millones de euros que ganó en el mismo trimestre de 2018.

La compañía logró compensar en el segundo cuarto del año la menor contribución de su negocio en Argentina a los resultados del grupo, a causa de la devaluación del peso, del deterioro de la deuda soberana del país austral y de la mayoría de las acciones que cotizan en dicho mercado.


 

 

Fuente:www.lavanguardia.com y www.bolsamania.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner