Prisión Preventiva Para Fiscal Que "Protegía" A Empresario Del Juego Clandestino

En menos de 24 horas, el escándalo institucional que vincula las expresas relaciones entre el juego clandestino con fiscales y un empleado judicial, ya tiene su primera detención. Se trata de Gustavo Ponce Asahad, fiscal Adjunto en Rosario, imputado esta misma tarde en el Ministerio Público de la Acusación y posteriormente condenado por la jueza Eleonora Verón a 90 días de prisión preventiva.

De este modo, el ex funcionario deberá cumplir parte del proceso que lo tiene como imputado como el receptor de dádivas por parte de un empresario ligado al juego clandestino a cambio de una suerte de "protección" en causas judiciales que lo involucraban. Se trata de Leonardo Peiti, conocido en la Provincia como un facilitador de una red de juego ilegal con sede en el sur de Santa Fe, quien denunció justamente a Asahad tras más de un año de relación extorsiva.

Las pruebas, aportadas por el fiscal General Jorge Baclini, sindican a Ponce Asahad como la persona que recibía dinero en dólares por parte del empresario. Por su parte, Nelson Ugolini, un empleado de la propia Fiscalía, logró la libertad condicional durante tres meses y debió presentar una fianza de casi 5000 dólares. Las pruebas fueron aportadas por la Fiscalía General al mando de Jorge Baclini, las que generaron la renuncia del Fiscal Regional de Rosario Patricio Serjal.

Mientras la Justicia se pronunciaba sobre la situación de Ponce Asahad, la Comisión de Acuerdos de la Legislatura emitió un dictamen donde se solicitó a la vicegobernadora Alejandra Rodenas que cite, en un plazo máximo de 72 horas, a la Asamblea Legislativa. Esta será la encargada de definir parte del futuro de Ponce Asahad en un proceso que comenzará con la quita de la mitad de sus haberes durante el proceso de investigación, la suspensión por 180 días hasta culminar un probable juicio político de remoción.

Por su parte, la situación es radicalmente distinta en el caso del ex Fiscal Regional Patricio Serjal. La presentación de su renuncia y la posterior aceptación por parte del gobernador Perotti deja a la Legislatura sin posibilidades de actuación sobre el saliente. Off the récord, diputados opositores alertaron que el decreto a través del cual se acepta su salida fue prácticamente una "torpeza por parte del Gobernador". "Esto garantiza la posibilidad de que el fiscal Serjal pueda competir por otro cargo similar o uno superior incluso", alertaron.

María Cecilia Vranicich, Auditora General de los fiscales, avaló dicha hipótesis ya que al no ser removido, Serjal no encuadra con las previsiones de la ley 13013 que regula el funcionamiento del Ministerio Público de la Acusación. El senador Raúl Gramajo, uno de los integrantes de la Comisión Bicameral que recibió a Vranicich y a Baclini, consideró que la decisión del Gobernador se encuadró dentro de la Ley pero desde la oposición anticiparon que solicitarán a Perotti un decreto para inhabilitar la posibilidad de que Serjal pueda concursar a otro cargo público.

Vale recordar que no es la primera vez que el nombre de Patricio Serjal es vinculado con situaciones irregulares. La
primera denuncia contra el entonces Fiscal Regional tuvo su origen en noviembre del año pasado, a través de la ex diputada Alicia Gutiérrez, donde fue cuestionado por la compra de dos automóviles de alta gama a un concesionario involucrado en una causa que resultó archivada por el propio Serjal.

Sin embargo, el pedido de la legisladora y el acompañamiento de su colega Carlos Del Frade no prosperó en la Legislatura, ya que no contó con las firmas necesarias para obtener el dictamen. Tres de las firmas que no avalaron el pedido fueron de tres senadores y otros diputados. Serjal fue el fiscal que intervino en la denuncia sobre posibles irregularidades en el manejo de subsidios por parte de los senadores provinciales y que culminó con el corrimiento de quienes investigaban la causa.

Más allá de la especulación del diputado provincial Carlos Del Frade, quien insiste en una suerte de "cambio de favores" por parte de Serjal y algunos legisladores, desde la Fiscalía Regional negaron que exista tal vínculo. ""Es una situación muy triste y lamentable pero es valioso decir que el propio órgano se está auto purificándose, gracias al nuevo sistema que rige en Santa Fe. Con esto demostramos que no hay privilegios para nadie", aseveró. Lo propio expresó el Senador Raúl Gramajo ante la prensa.

En privado, desde el entorno de los senadores dejaron traslucir que buena parte del bloque conducido por el sanlorencino Armando Traferri, con quien el Gobernador mantiene una tensa relación, avalan que se trate de una "operación política" comandada por el actual Ministro de Seguridad. "Acá está la mano de Saín. El mismo que viene intentando marcar la cancha al Senado insistiendo en la correcta relación institucional que tiene parte del peronismo con (el socialista) Miguel Lifschitz", confesó un hombre de confianza a LPO.

Por otro lado, desde la Fiscalía General negaron que existan otras investigaciones a fiscales pero admitieron que están altamente atentos a situaciones acerca del juego clandestino en lugares como Reconquista, Villa Constitución y en Melincué. Cabe destacar que en la actualidad dicho mecanismo reviste de vital importancia ya que se trata de una forma de lavado de activos, una forma de delito económico habitual por estos días.

Finalmente, fue el Fiscal Baclini quien anticipó que ya hay reemplazo para la Fiscalía Regional de Rosario y será una mujer. Natalia Benvenuto, de manera provisoria y como consecuencia del corrimiento del cargo, tomará posesión de las funciones que ejercía Serjal, hasta que se inicie un nuevo proceso de elección a través de un concurso que luego deberá ser validado por la Legislatura.


 

 

Fuente:www.lapoliticaonline.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner