San Isidro Deberá Esperar

La vuelta de las carreras al Hipódromo de San Isidro estaba estimada para la segunda semana de septiembre. Todo estaba preparado pero tras los anuncios del gobernador de la provincia, Axel Kicillof, -quien aseguró que no habilitaría más actividades por el contexto de la pandemia del coronavirus-, la reapertura deberá esperar.

Los competidores, que ya entrenaban con medidas de prevención, ansiaban la vuelta y las remodelaciones en el lugar ya estaban listas. Es que para adaptar los espacios a las reglas de la nueva normalidad, debieron llevar adelante varias obras de reacondicionamiento. Las mismas consistieron en la realización de nuevas aberturas, la demolición de paredes para ampliar salas y la instalación de cabinas sanitizantes, una para los empleados y otra especial para los jockeys.

El protocolo también estaba previsto. Entre las reglas establecidas, se acordó la disputa de un máximo de 12 carreras (en vez de 17) y que los profesionales asistan al predio únicamente para sus compromisos. Una vez cumplidos los mismos, deberán retirarse. Además, los entrenadores tendrán que dar las devoluciones por llamada y al lugar no podrán asistir propietarios ni apostadores. Para estos últimos se ampliaron las líneas telefónicas y se sumó personal de atención al sistema "Teleturf" para que la gente pueda jugar sin tanta demora.

"La idea es que nadie pase más de tres horas en el Hipódromo y que nunca haya más de 40 personas en el lugar al mismo tiempo. Esto sería entre jockeys, entrenadores y personal", explicó Juan Cruz Ramallo, Secretario de Comisión de Carreras del Hipódromo de San Isidro al priódico Clarín.

"Estamos hablando de un predio muy grande que está al aire libre y donde esta cantidad de gente no significa ni un tercio del espacio disponible. El distanciamiento se puede cumplir perfectamente y sin riesgos. De hecho así sucedió en la última carrera llevada adelante el 14 de marzo, cuando no
hubo público y se avecinaba la cuarentena. Ahora estamos más preparados que aquella vez", agregó.

A pesar del cambio de fecha, fuentes del predio aseguraron que la vuelta de las carreras no demoraría más de este mes. "Seguimos negociando con Provincia. No creo que regresemos en los próximos días pero tenemos fe de reanudar la actividad en septiembre. De todas formas, todo queda supeditado a lo que digan las autoridades y los números de la pandemia", remarcaron.

Según recuerdan trabajadores del lugar, nunca pasaron por una situación así. "En los últimos 40 años sólo hubo dos suspensiones de carrera pero fue por alguna enfermedad en los caballos. Hay mucha gente que vive de la competencia. Ningún deportista entrena toda su vida para no competir. Quieren volver a trabajar", expresó Ramallo.

La industria del turf genera más de 80.000 puestos de trabajo directos, ubicando a Argentina entre los principales productores mundiales de caballos de carrera. Desde el Hipódromo de San Isidro aseguran que tanto autoridades municipales como provinciales son conscientes de lo que esto significa y que, por eso, en todo momento se mantuvieron en contacto.

"Todos los días el intendente Gustavo Posse y su equipo estuvieron a disposición. Nos ayudaron a armar los protocolos y los revisaron una vez que estaban listos. Teresa García también se contactó con nosotros para dialogar al respecto. Esperamos que pronto se reactive la situación y que podamos volver a la actividad paulatinamente", dijeron autoridades del Hipódromo.


 

 

Fuente:www.clarin.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner