La medida de fuerza comenzó a las 11 y regirá por 48 horas, por lo que este domingo los casinos permanecerán sin actividad.
Desde la Asociación Gremial Empleados de Administración de Maestranza y Servicios de Casinos advirtieron un escenario “por demás preocupante” ante el “incumplimiento de situaciones básicas” del protocolo con el que a mediados de diciembre reabrieron las salas.
A través de una nota dirigida al Instituto Provincial de Loterías y Casinos los trabajadores expusieron que la desinfección es “ineficiente”, que faltan insumos de higiene, fallas en el control del aforo y también advirtieron problemas en el “comportamiento del público apostador”.
La denuncia se genera en el marco del incremento de los casos de coronavirus en Mar del Plata y también en un contexto de “incertidumbre” en otras tres salas de la Provincia que aún no cuentan con fecha de reapertura: se trata de las de Monte Hermoso, Sierra de la Ventana y Mar de Ajo.
Por otro lado, el gremio cuestionó la “inexplicable resolución N° 795/20” firmada por las autoridades del Instituto, por medio del cual se otorga siete licencias de juego online “sin dar el debate necesario que las y los trabajadores de casinos propusimos y solicitamos durante todo el 2020”.
“Usted sistemáticamente negó que el juego online fuera un tema de agenda a corto plazo, y no escucho y consideró los trabajos técnicos que desde nuestro sector acercamos”, le escribieron al presidente del Instituto Provincial de Loterías y Casinos.
“La metodología de decisiones bajo su presidencia es por demás deficiente. Toda la línea de cargos políticos designados por usted no cuentan con ningún tipo de experiencia previa en la explotación y comercialización de juegos de azar ni electrónicos. Pero aun así, avanzan en decisiones estructurales que ponen en peligro los recursos de la Provincia de Buenos Aires y la tranquilidad de las 3.000 familias que se sustentan de nuestros casinos”, agregaron
El gremio precisó que la medida de fuerza implementada este sábado será por 48 horas e instaron a conformar “de inmediato” una mesa de trabajo “para resolver el futuro del juego” en la provincia de Buenos Aires, donde “el rol de los trabajadores y trabajadoras de casinos debe ser central”.