La Gran Fiesta De La Hípica En Maroñas

El turf rioplatense tiene otra fiesta por delante. El Carlos Pellegrini llevó los ojos hacia San Isidro hace tres semanas y hoy, del otro lado del Río de la Plata, será el José Pedro Ramírez (G 1-2400 metros) el que convierta a Maroñas en un imán para los que no se pierden por nada del mundo los momentos más brillantes de la hípica. Y aquí, como en La Plata el día del Dardo Rocha, tampoco faltan los que lo viven como un suceso social.

 

Para los argentinos, la carrera emblema de Uruguay será diferente a todas las versiones que se hicieron desde la reapertura. Es que no habrá ningún ejemplar nacido en nuestro país entre los catorce habilitados para correr, la mitad de ellos locales. La lista se completa con cinco brasileños y dos chilenos. Igualmente, será seguida de cerca por su trascendencia, porque su ganador posiblemente viaje a Buenos Aires en marzo para estar en el Latinoamericano de Palermo, y porque sus imágenes llegarán a San Isidro, que ofrece la prueba en su programa, con apuestas.

 

Dopplavu es el potrillo que le ganó dos veces al brasileño Boby di Job, la última en el Nacional, para evitar que se adjudique la Triple Corona. Esta noche irá en yunta con Alcazar, otro que viene de vencer, pero tiene dos años más. Cacao es un chileno que suma dos éxitos en fila y una de las cuatro cartas del entrenador Walter Báez. Ares es el caballo que quedó fuera de la definición en el Derby, luego de ganar por una tribuna un clásico semanas antes. Y como sucedió en ambas ocasiones, Pablo Falero estará en su montura.

Es otro de los puntos de atracción de la fecha el jinete, que hace 25 años ganaba por primera vez el Ramírez, con Chapulín. Pondrá a Ares en la punta para intentar reeditar aquella victoria y llegar a las tres en el historial de la competencia insignia de su país. Antes, Pablo correrá un par de condicionales y sobre el final de la jornada, al brasileño Roldest, en el Pedro Piñeyrúa (G 1-1600 metros), otro de los clásicos fuertes de la serie que contará con dos argentinos: la yegua Pure Smile, en el Ciudad de Montevideo (G 1-2000 metros), y el caballo Special Choice, en el Maroñas (G 2-1000 metros). Great Shadow, segundo suplente en el Piñeyrúa, podría ingresar conocidas dos deserciones, pero trascendió que animará el cuarto compromiso de la maratónica reunión de veintitrés carreras.

Y habrá un plus, justo en la cita previa al José Pedro Ramírez. Sobre once cuadras debutará el estadounidense Cayetano P, que no aparece entre los más indicados de la prensa local, pero de todos modos está a horas de pasar a la historia. Será el primer hijo de Invasor en salir a escena en el hipódromo en el que su padre puso los cimientos a su brillante campaña. Que comience la fiesta.


 

 

Fuente:www.lanacion.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner