Récord De Ventas Para Lotería Portuguesa

La Lotería de Portugal registró el año pasado un aumento del 3,5% en relación al 2012 alcanzando un récord histórico en las ventas: 1.790 millones de euros. La recesión económica y el descenso del consumo en el país no afectaron a este sector.

A pesar de los recortes salariales y la austeridad, los portugueses siguieron probando suerte con los diferentes juegos de la lotería. El Euromillones y las Raspadinhas (parecido al rasca y gana, una lotería con premios instantáneos) son los que más dinero recaudaron. En el caso del juego europeo, se lograron ventas de 939 millones de euros, que representa el 52,5% del total, seguido de la lotería instantánea, con 591 millones de recaudación (33% de las ventas) y el Totoloto (una especie de primitiva y bonoloto, con 127 millones (7,1%).

A la hora de jugar a la lotería clásica los portugueses ya se lo piensan más, pero a pesar de todo representó un 3% de las ventas, sumando 54 millones de euros, y la lotería popular otros 27 millones (1,5%). Ya la Totobola ocupa el último lugar de las loterías con el 0.6% de las ventas, lo que supone diez millones de euros.

"Es innegable que el 2013 fue todavía un año de recesión y de retracción del consumo", explicó Fernando Paes Afonso, el administrador ejecutivo del Departamento de Juegos de la
Santa Casa da Misericordia, institución responsable de la gestión de la lotería en Portugal.

Consideró que el crecimiento jugado se debe en parte al combate del juego ilegal. Los resultados líquidos de explotación de los Juegos de la Santa Casa aumentaron también un 1,2% para los 541 millones de euros. Juegos que generaron para el Estado 126 millones de euros, un 80% más que el año anterior.

Según el administrador, el 97,5% del dinero apostado fue devuelto a la sociedad en premios "un total de 1.002 millones de euros". El negocio también fue rentable para los mediadores de estos juegos ya que recibieron 124 millones de euros, un 10.6% más que el año anterior. En Portugal existen 4.500 puntos de venta.

Por otra parte, Fernando Paes Afonso dijo que el modelo portugués de la explotación de los juegos de azar se reveló como una "herramienta muy eficaz para combatir el juego ilegal". Destacó la importancia de la acción de la policía en este campo, y reveló que fueron instaurados 241 casos de delitos relacionados con el juego ilegal.


 

 

Fuente:www.abc.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner