Codere No Pagará Cupones De Una De Sus Emisiones

La empresa de juego Codere, informó este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que no dotará a Codere Finance Luxembourg con los fondos necesarios para satisfacer el pago del cupón de una emisión de bonos con vencimiento en 2015, lo que significa que no abonará los intereses de esos títulos, que vencen el próximo 15 de junio.

Ya con la Bolsa española cerrada a negociación, Codere anunció que no dotará a la filial luxemburguesa desde la que estructura sus emisiones de deuda, de los fondos que en apenas tres días hubiera tenido que repartir entre sus bonistas. "El pago no será efectuado", explicó, debido "a las actuales circunstancias de la compañía y a las negociaciones en curso".

La emisión afectada será la que vence en 2015, que tiene un saldo vivo de 760 millones de euros.

La compañía ya había incurrido en impago de intereses con anterioridad, tanto en esta emisión de bonos como en la otra que tiene en circulación, con un valor nominal de 300 millones. El pasado mes de marzo lo hizo para una en dólares y a mediados de enero tampoco hizo frente a otra correspondiente a una emisión en euros.

La firma controlada por la familia Martínez Sampedro que ya evitó varios pagos de cupón explica que "continúa avanzando en las negociaciones [...] de cara a alcanzar un acuerdo para reestructurar la deuda". Unas conversaciones que, sin dar
los frutos esperados, se extienden una vez tras otra a fuerza de prórrogas a la ejecución de garantías, conocidas en jerga financiera como stand still.

Codere ya acumula diez aplazamientos a sus espaldas desde que solicitó el preconcurso de acreedores, y el último por ahora tiene fecha de caducidad el próximo 2 de julio.

Codere cerró sesión este jueves al mismo precio al que la había comenzado: 0,81 euros por acción. Sin embargo, lo más habitual es que se produzcan bruscos cambios de precios entre especulaciones sobre el futuro de la compañía. De hecho la prórroga ya referida podría terminar antes de tiempo, si los bancos acreedores hacen saltar por los aires la mesa de negociación y reclaman su parte de la cotizada. Algo que podría ocurrir tan pronto como el 18 de junio, según se explicó al supervisor bursátil.

Sobre el futuro de Codere penden, de una parte, los 127,1 millones de euros de un contrato de crédito senior y, de otra, los 760 y 300 millones que se corresponden respectivamente con sus emisiones de bonos emitidos en euros y dólares.


 

 

Fuente:www.elboletin.com y www.eleconomista.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner