Japon Comenzó A Debatir La Legalización De Casinos

Los legisladores japoneses comenzaron a debatir hoy sobre un proyecto de ley que permitiría la instalación de complejos de ocio con casinos en el territorio, como una medida para atraer a más turistas extranjeros y promover la inversión. Según los analistas, con la legalización de las salas de juego, Japón podría convertirse en un mercado de juego mayor que el de Las Vegas.

El gobernante Partido Democrático Liberal favorece el plan como parte de la estrategia del primer ministro Shinzo Abe, de impulsar el crecimiento económico, al duplicar el número de turistas extranjeros que visitan Japón anualmente, a más de 20 millones para el 2020.

La iniciativa persigue que el país autorice la construcción de los llamados complejos integrados, que amalgaman casinos, hoteles, superficies comerciales de lujo y grandes espacios de entretenimiento como teatros y salas de convenciones.

El proyecto de ley, que está siendo sometido por Hiroyuki Hosoda, subsecretario general del gobernante Partido Democrático Liberal, sería la primera parte de un proceso de dos etapas, que eventualmente podría levantar la prohibición de los juegos de azar en la tercer mayor economía del mundo. Tras la aprobación de la ley, el gobierno debería tomar medidas legislativas dentro de un año para abrir el mercado a la industria de los juegos de azar.

Para los defensores que han estado accionando por el tema desde hace más de una década, la apertura del debate de este miércoles es un paso importante. La legalización de los casinos ha estado flotando en Japón desde hace muchos años, pero otras leyes más importantes para los legisladores y los cambios de administración frecuentes, dejaron al tema de lado.

"La intención es aumentar la competitividad y aumentar el atractivo de nuestros destinos turísticos", comentó Hiroyuki Hosoda, un legislador del partido gobernante que patrocina el proyecto de ley, a la comisión legislativa.

"Tenemos que recordar que esto es sólo el principio, y hasta que no veamos que el juego sea legal, debemos mantener nuestros esfuerzos", dijo Toru Mihara, asesor de políticos que abogan por la legislación.

Actualmente, Japón no permite construir ni operar casinos y al respecto de los juegos de azar solo contempla como legales las apuestas en carreras hípicas, náuticas y de ciclismo.

Japón podría convertirse en uno de los mayores mercados de juegos de azar en el mundo. Analistas de juego vincularon el potencial de ingresos en el país por las
apuestas en U$s 40.000 millones, más de seis veces que el del Strip de Las Vegas.

Con un gran impacto esperado sobre la economía en largo estancamiento, el primer ministro Shinzo Abe está contando con los mejores casinos para atraer a los viajeros al territorio nipón. La nación espera aumentar el número de visitantes a 20 millones al año para el 2020, desde los 10 millones del año pasado.

"Los centros integrados serán una característica principal de mi estrategia de crecimiento", dijo Abe cuando visitó casinos en Singapur el mes pasado.

Sin embargo, los acontecimientos relacionados con cómo se está manejando el proyecto de ley sugieren que no todo es viento en popa. Los defensores esperaban inicialmente que el proyecto de ley sería aprobado durante la actual sesión parlamentaria, que finalizará el 22 de junio. Pero inundado por la gran cantidad de proyectos de ley, la Comisión tuvo que manejar los tiempos, empujando el tratamiento de este proyecto hacia el futuro.

A la espera de que el país dé o no luz verde a los casinos, grupos estadounidenses y asiáticos con presencia en Las Vegas y Macao contemplan grandes inversiones en dos complejos integrados que se planean en las bahías de Tokio y de Osaka, el segundo centro económico del país.

Japón ya tiene una próspera industria de juego basado en el pinball "pachinko", y en las apuestas hípicas, náuticas y de ciclismo. Los opositores al proyecto sostienen que los casinos podría conducir a un aumento en la adicción a los juegos de azar, el lavado de dinero y el crimen organizado.

A pesar de las iniciativas de al menos un casino en el paseo marítimo de la Bahía de Tokio, el gobernador de Tokio, Yoichi Masuzoe, dijo recientemente que le resultaría difícil apoyar este tipo de propuestas. "Hay pros y contras. Muchas mujeres en Tokio están en contra de la creación de casinos y piensan acerca de las malas influencias de los casinos", dijo en una conferencia de prensa reciente.

Muchos legisladores reconocieron la necesidad de ganar el apoyo público al proyecto de ley, que fue propuesto tan sólo unos días antes de que el parlamento comience su receso de verano.


 

 

Fuente:online.wsj.com, abcnews.go.com y www.caracol.com.co

 

 


 
Banner
Banner
Banner