Objetan A Operador Por Vinculos Con Marihuana Medicinal

La Junta de Control de Juego del estado de Nevada, adoptó esta semana su primera decisión relacionada con la marihuana medicinal desde que se legalizó su venta en el territorio, invitando a un restaurante a cambiar su proveedor de máquinas tragamonedas para su establecimiento y a buscarse otro que no tuviera vínculos con la comercialización de esa droga.

La decisión marca la primera vez que los reguladores de juego se pronuncian sobre una cuestión de licencias, en relación con un negocio de juego a la luz del incipiente industria de la marihuana medicinal en ese estado.

En mayo, la Junta de Control en un comunicado a la industria, advirtió a los titulares de licencias de juego y los futuros solicitantes de éstas, a mantenerse lejos del negocio de la marihuana medicinal, frente a la aplicación de las leyes federales antidrogas.

En una audiencia el pasado jueves, los propietarios del restaurant Crab Corner, ubicado en South Rainbow Boulevard, buscaban una licencia de juego limitada a operar cinco máquinas tragamonedas en el establecimiento. A tal fin habían contratado al operador Nevada Gaming Partners para manejar los juegos, pero tres miembros de la Junta de Control votaron unánimemente para requerir a los propietarios del restaurant para que contraten a otro operador de slots.

Nevada Gaming Partners opera las máquinas tragamonedas en aproximadamente 40 bares, tabernas y restaurants de Las Vegas.

Los reguladores rechazaron a Nevada Gaming Partners porque Sarah Familian, la esposa del propietario, Bruce Familian, es uno de los individuos que poseen una participación del 8% de GB Sciences Nevada LLC, la compañía que en junio se adjudicó una de las 18 licencias de dispensarios de marihuana medicinal expedidas por el Condado de Clark.

El presidente de la Junta de Control, AG Burnett, dijo que la división de los dos intereses empresariales entre el esposo y la esposa, no era suficiente separación para satisfacer los requerimientos de la notificación enviada a la industria, que el organismo regulador publicó en mayo.

"Para mi, eso no es una suficiente desconexión", dijo Burnett. "Estoy contento de seguir adelante con esta ubicación comercial. Sólo quiero otro operador de tragamonedas".

Terry Johnson, miembro de la Junta de Control dijo la división de las empresas podría cumplir con los requisitos legales, pero no era suficiente para los reguladores quer basaron su decisión en la opinión del gobierno federal que la distribución, posesión y venta de marihuana es un delito.

Burnett dijo después de la reunión , que la decisión de la Junta de Control sobre Nevada Gaming Partners, tenía la intención de "enviar un mensaje" a industria de los casinos del estado.

En mayo, Johnson escribió que "a menos que se cambie la ley federal, la Junta no cree que la inversión u otra participación en una instalación de marihuana medicinal o establecimiento por parte de una persona que ha recibido una licencia de juego, o solicitado una aprobación de juego, sea coherente con la efectiva regulación del jueg".

El mes pasado, la Comisión de Juego de Nevada votó a favor de mantener el mandato de la Junta de Control, si bien tres de los cinco comisionados -todos abogados-, se recusaron a sí mismos debido a que sus firmas tenían clientes que solicitan licencias de marihuana medicinal.

Varias de las 18 licencias de dispensarios otorgados por el Condado de Clark, tienen dueños con vínculos en la industria de casinos.

La Clinic Nevada D1 LLC, es 10% de propiedad de Troy Herbst, un socio del operador de tragamonedas JETT Gaming.

En el caso de Nevada Gaming Partners, además de Sarah Familian, GB Sciences tiene a Jane Tobman Moore como propietario del 8% ciento. Tobman Moore está casada con Barry Moore, que tiene licencias limitadas de juego para varias tabernas, incluyendo a Shuck's Gaming y Oyster Bar, y el casino Beano.

La decisión de la Junta de Control le cayó a Bruce Familian como una sorpresa, pero no quiso hacer comentarios. No está claro aún lo que significa esta decisión para otras operaciones de Nevada Gaming Partners.

La abogado Jennifer Roberts, que representa a Nevada Gaming Partners, dijo que la firma GB Sciences aún no tiene una licencia para un dispensario, y no ha realizado ninguna venta de marihuana medicinal.

"Espero que esto no afecte a esta licencia de juego", dijo Roberts a la Junta de Control. "Ningún negocio se ha llevado a cabo y nada ilegal ha tenido lugar".

John Smolen, propietario del restaurant Crab Corner, dijo que buscará a otro operador de tragamonedas para su local.


 

 

Fuente:www.reviewjournal.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner