Los andaluces juegan, a pesar de la crisis

A pesar de que la situación económica en España es por demás crítica, la nota la están dando los juegos de azar y las loterías. Es el caso de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), la cual, fuera de todo pronóstico, tuvo una caída de sólo el 6% en la región de Andalucía. 

Si bien la economía española muestra un panorama por demás complicado, la ONCE generó durante 2009 un total de 6.459 puestos de trabajo, de los cuales el 68% corresponden a personas con diversos grados de discapacidad.

La cantidad de ocupaciones aumentó en un 10% con respecto al 2008, convirtiendo a la ONCE en uno de los organismos de mayor inclusión laboral en la región andaluza.

Cabe destacar que esta organización se está transformando en uno de los motores para consolidar la integración social de personas discapacitadas, para lo cual invirtió alrededor de 54 millones de Euros en a generación de nuevos puestos de empleo.

Según Patricio Cárceles, delegado territorial de la ONCE en Sevilla, el ritmo de la creación de trabajo y de inclusión de
personas discapacitadas se mantuvo activo durante la primera parte del presente año, a pesar de las condiciones críticas en la economía española.

Dijo además, que la recaudación de la lotería significa una fuerte entrada de ingresos al fisco de la región gracias al apoyo masivo que tiene de la población.

Asimismo, Cárceles advirtió que la ONCE generó solamente en Andalucía premios por 240 millones de euros en sus diferentes productos a pesar de ser el operador de juego más pequeño de toda España.

La entidad no sólo invierte sus ganancias en la creación de puestos de trabajo, sino que además está comprometida en mejorar la educación, formación, autonomía personal y acceso a las nuevas tecnologías de las personas menos afortunadas.


 

 


 
Banner
Banner
Banner