Casinos De Trump Entertainment Entran En Proceso De Quiebra

La compañía de gestión de casinos fundada por el multimillonario Donald Trump -Trump Entertainment Resorts-, acaba de solicitar la protección por quiebra de acuerdo con la legislación estadounidense, poniendo a un quinto casino de la ciudad de Atlantic City en peligro de cierre.

La compañía posee dos propiedades en la ciudad turística de Nueva Jersey. El Trump Plaza cesará sus operaciones el 16 de septiembre, y el Trump Taj Mahal también podría cerrar en noviembre, dijeron fuentes familiarizadas con la empresa. Otros tres casinos cerraron en la ciudad este año, incluyendo el Showboat de Caesars Entertainment Corp. y la semana pasada el Revel Casino Hotel.

Las actividades del Trump Taj Mahal se cerrarán "en, o poco después, del 13 de noviembre", y todas las operaciones terminarán antes del 27 de noviembre, dicen los documentos de la Corte.

La mayoría de los estados financieros más recientes del Trump Taj Mahal advirtieron que una reestructuración era inminente. A falta de "aumentos de ingresos significativos", el casino -se dijo en una presentación ante los reguladores de Nueva Jersey-, no será capaz de pagar las cuentas, incluyendo más de U$s 285 millones en bonos de deuda. Unos U$s 13.500.000 de dólares en deuda comercial sigue pendiente de pago.

Las unidades asociadas con Trump Plaza buscaron la protección del Capítulo 11 de la ley de Bancarrota, con una presentación ante el Tribunal de Quiebras en Wilmington, Delaware. Entre otras cosas, los documentos presentados piden detener los esfuerzos de Trump para conseguir que un tribunal de Nueva Jersey, obligue a quitar su nombre de los casinos.

La compañía fundada por el magnate, quien no tenía una participación activa en la gestión, no puedo resistir la intensa competencia en la costa Este de Estados Unidos, al legalizarse el juego en estados como Maryland, Pensylvania y New York. Los altos costes laborales y los impuestos terminaron por sepultar a la compañía.

El cierrre del Taj Mahal dejaría a otros 2.800 empleados sin trabajo en una ciudad donde ya se perdieron 5.200 empleos en los casino este mes.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y otros líderes locales celebraron una reunión ayer para discutir el futuro de Atlantic City después de la expansión de los juegos de azar en los estados vecinos, que perjudicaron al que fuera el único mercado legal en la costa este.

"¿Qué pasó con Atlantic City, hay un montón de competencia en una gran cantidad de otros lugares", dijo Trump en una entrevista telefónica ayer. "Está sucediendo por todas partes".

Trump no tiene un papel activo la gestión de la empresa, y Robert Griffin, director ejecutivo de la empresa con sede en Atlantic City, no quiso hacer comentarios al respecto de la situación.

Los esfuerzos por vender el Trump Plaza y el Trump Taj Mahal fracasaron, de acuerdo a los documentos presentados al tribunal. La empresa volvió al diálogo con el sindicato de trabajadores de casinos de Atlantic City, Unite Here Local 54, pidiendo concesiones que apoyarían un "plan de negocios viable". Si bien las negociaciones se estancaron, la compañía dijo que espera continuar las conversaciones con el gremio, para reducir la pérdida de efectivo que alimentó las pérdidas en el Taj Mahal.

Trump, de 68 años de edad, magnate de bienes raíces, comenzó a invertir en Atlantic City en la década de 1980. Sus tres casinos pasaron por la bancarrota a principios de 1990, después de abrir el Taj Mahal durante la recesión, que requirió una inversión de 1.000 millones de dólares. Esta será la tercera vez que toda la empresa se declara en quiebra. Se solicitó la protección judicial por bancarrota en 2004 y de nuevo en 2009, cuando Trump renunció a la presidencia de la compañia.


 

 

Fuente:online.wsj.com y www.bloomberg.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner