Proyecto Para Convertir Al Casino De Mallorca En Centro De Ocio

El nuevo propietario del Casino de Mallorca y presidente del grupo Egasa, José González Fuentes, quiere llevar a cabo un ambicioso proyecto empresarial en esa sala de juego, "para convertirla en un centro de referencia internacional".

El grupo gallego recientemente compró el 70% del grupo Nervión, propietario entre otros de este casino, y anunció que pretende reinaugurar estas instalaciones dentro de dos o tres años y, si le dejan los propietarios de Porto Pi Centro, hacerlas crecer desde los 3.000 metros cuadrados actuales a unos 5.000, para dotarlas de más espacio para bar, restaurante o sala de espectáculos. Y a ello suma la pretensión de abrir una sucursal del casino en otro punto de la isla aún por determinar, aunque apunta posibilidades: Platja de Palma, Port d´Alcúdia o Palmanova.

"Queremos duplicar su actual superficie, lo cual permitirá mejorar y ampliar la oferta gastronómica y de ocio, todo ello le convertirá en un referente de entretenimiento en Palma. Tenemos que negociar con los actuales propietarios del local y del centro comercial paradisponer de más superficie", explicó González Fuentes.

El presidente de Egasa compareció el viernes, junto al gerente territorial de Casinos de España, Lander Letermendia; el director de casinos del grupo, Antón Alba; y el director del Casino de Mallorca, Javier Blasco, para exponer sus planes tras la reciente adquisición del 70% del grupo Nervión.

Según González Fuentes, el futuro de los casinos pasa por ofrecer algo más que juego para convertirse en centros de ocio, de forma que puedan ser atractivos incluso para los que no sienten un especial interés por las apuestas. Según apunta, se trata de que al menos la mitad de la clientela pueda visitarlo sin necesidad de jugar.

De este modo, en el caso en que la propiedad del centro comercial no permita la ampliación, como mínimo se invertirán dos millones de euros para mejorar las instalaciones ya existentes. Como ejemplo, se señala el deseo de que la
imagen de este negocio sea más visible en la fachada. Si finalmente se alcanza un acuerdo para hacer que el Casino de Mallorca sea más grande, la inversión se multiplicará dependiendo del alcance de la reforma. En este sentido, el término más utilizado es la pretensión de convertir estas instalaciones en un "casino de nivel internacional".

Respecto a la construcción de una sucursal, el titular del grupo gallego confirmó su interés en ejecutar esta posibilidad que contempla la nueva ley balear del juego, aunque recordó que se está a la espera de que se desarrolle el correspondiente reglamento para determinar el alcance de esta iniciativa. En este sentido, señaló en primer lugar y como posible ubicación el Port d´Alcúdia, aunque a continuación citó también otras zonas turísticas de Calviá o la Platja de Palma.

Además, destacó que cualquier posible crecimiento de las instalaciones de este grupo en la isla irá acompañado de nuevas contrataciones y ampliación de plantilla, que ahora está compuesta por cerca de 150 personas. La facturación del casino isleño se mueve en torno a los 12 millones de euros anuales.

De los cuatro casinos que adquirieron al grupo Nervión, el de Palma es el más rentable y el que mejor evolución tuvo en los dos últimos años. "Este casino está cumpliendo la previsiones de negocio y es el que menos se ha resentido por la crisis. La facturación anual es de 12 millones de euros, de la cual el 50% proviene de los turistas que llegan a Palma", puntualizó el presidente de Egasa.

Días pasados la empresa también comunicó que pretende invertir entre 5 y 6 millones en los dos próximos años, en el Gran Casino Nervión de Bilbao, luego de convertirse en accionista mayoritario.


 

 

Fuente:www.diariodemallorca.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner