Asociación De Juego De Gibraltar Pierde Desafío Legal

El Impuesto sobre el Consumo del Reino Unido para los juegos en línea podría entrar en vigor antes de que acabe el año después de que el Tribunal Supremo británico a cargo del juez Nicholas Green se haya pronunciado contra el recurso de revisión presentado por la Asociación de Juegos y Apuestas de Gibraltar (GBGA, en sus siglas en inglés), que alegaba que la norma era contraria a la legislación europea.

La justicia consideró que el nuevo régimen de licencias es "proporcional" y no "discriminatoria o irracional", tal y como la GBGAhabía argumentado. En un dictámen de 96 páginas, el juez rechazó varios argumentos expuestos por la GBGA, incluyendo la afirmación de que los cambios a la Ley de juego violan los tratados de la UE.

El juez consideró que el Gobierno del Reino Unido tenía derecho a tomar medidas de precaución y también descartó que el Parlamento del Reino Unido rechazara la propuesta. La Asociación había argumentado que la nueva ley provocará un aumento de los consumidores en el mercado no regulado.

La GBGA afirmó que está decepcionada con la decisión de la Corte. Consideró que los regímenes regulatorios transfronterizos requieren unas significativas cooperación y coordinación. La Asociación sostuvo que la nueva ley no es la mejor para los consumidores ni la industria. El Gobierno de Gibraltar dijo que acepta los resultados.

El Reino Unido aprobó oficialmente en julio la legislación que requiere que todos los operadores de juego online del país deben poseer una licencia expedida por la Comisión de
Apuestas del Reino Unido, para poder hacer publicidad de sus productos a los apostadores británicos. La nueva ley también impondrá un impuesto del 15% en el punto de consumo, de todas las apuestas online colocados en el Reino Unido a partir del 1 de diciembre.

En el recurso presentado por la GBGA argumentó que la Ley viola el artículo 56 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), que prohíbe a los países de la UE de restringir la libre circulación de servicios entre los estados miembros.

Asimismo consideró, además, que la Ley no es necesaria, dada la condición de Gibraltar como "uno de los regímenes regulatorios más eficaces del mundo".

La GBGA precisó que el Reino Unido no ha ponderado adecuadamente su propuesta "passporting",por la cual los reguladores veteranos como Gibraltar, seguirían siendo responsables de la supervisión de sus propios concesionarios, compartiendo información con la Comisión de Apuestas.

La asociación estimó que la nueva ley expondrá los apostadores británicos a "operadores sin escrúpulos".



 

 

Fuente:www.europasur.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner