Un Futuro Con Menores Ingresos Para Casinos De Maryland

Si bien el estado de Maryland, fue el único territorio estadounidense de la región del Medio Atlántico con ingresos provenientes de los casinos que aumentaron significativamente entre 2012 y 2013 -aprovechando el incremento del número de jugadores que anteriormente si dirigían fuera del estado para jugar-, actualmente existen señales de que el rápido ritmo de crecimiento puede estar atenuándose.

Las cifras de ingresos anuales, compilados por el Centro de Investigación de Juego de la Universidad de Nevada, en Las Vegas, muestran que los ingresos de los casinos de Maryland aumentaron un 32% en el año fiscal 2013, mientras que disminuyeron en West Virginia, Delaware y Nueva Jersey. Los ingresos de juego en Pennsylvania -ahora el segundo mayor mercado de juegos de azar en EE.UU después de Nevada-, no registró cambios.

Esta tendencia continuó en 2014. En los últimos dos meses, duras noticias se reflejaron en los titulares como el cierre de los casinos en Atlantic city y la caída de ingresos de las tragamonedas en Pennsylvania.

Maryland fue la excepción. El mes pasado, cinco casinos del estado generaron U$s 82 millones en ingresos, un 26 por ciento más que un año antes, según indicaron la agencia de lotería estatal y el ente de control de juego la semana pasada. Pero fueron sólo U$s 2 millones más que en agosto, a pesar de que septiembre fue el primer mes completo de funcionamiento del recientemente inaugurado casino Horseshoe Baltimore.

El casino de U$s 400 millones, propiedad de Caesars Entertainment y situado cerca del M&T Bank Stadium, generó cerca de U$s 22 millones en septiembre. Pero eso fue en gran parte a expensas de su competidor más cercano, Maryland Live, situado al lado de centro comercial Arundel Mills, cuyo total de ingresos de máquinas tragamonedas y juegos de mesa cayó alrededor de un 10 por ciento, en comparación con el año anterior. Los ingresos del Hollywood Casino Perryville bajó un 10,7 por ciento.

Mientras que los ingresos del Casino Maryland registraron un nuevo récord, la mayor parte de las ganancias ya no consistía en millones de dólares que una vez que se hubieran perdido en Delaware y West Virginia. Ellos simplemente se desplazaron 19 kilometros por la ruta desde Hanover a Baltimore, dijo Richard McGowan, un experto en la industria del casino de la Carroll School of Management del Boston College.

Algunos operadores de casinos advirtieron que el mercado de los casinos del Medio Atlántico fue sobresaturado antes de la apertura del Horseshoe Baltimore. Pero otros analistas señalaron que lo mismo se dijo muchas veces antes, sólo para ser contradichos por otra expansión de los
juegos de azar.

Un análisis financiado por el estado que realizó Cummings Associates, una firma de investigación con sede en Arlington, Massachussets, que fue lanzado en noviembre, predijo que los ingresos por las tragamonedas del casino Maryland Live podría disminuir en un 16%, y el juego de mesa observar una caída de ingresos de un 20% una vez abierto el casino de Baltimore. El complejo de MGM National Harbor, que está en construcción y abrirá sus puertas en el año 2016, también se espera que tenga un impacto en los ingresos del Maryland Live, pero es más probable que traerá a jugadores de fuera del estado, especialmente de Virginia, uno de los pocos estados que no legalizó el juego de casino.

McGowan advirtió en contra de hacer predicciones basadas en el rendimiento de un mes. Mientras el casino Maryland Live y otros casinos cercanos, pueden tener que acostumbrarse a menos ingresos de lo que observaban antes de la apertura del Horseshoe, "Yo no creo que ninguno de ellos se cerrará", dijo. "Creo que las cosas van a nivelarse".

Una semana antes del lanzamiento de las últimas cifras de ingresos del juego en Maryland, la American Gaming Association (AGA), elaboró un estudio basado en cifras de 2013, destacando los beneficios del desarrollo económico de los casinos. El estudio, elaborado por Oxford Economics y que incluye los ingresos de los casinos tribales, encontró que la industria aporta 240.000 millones de dólares a la economía de los Estados Unidos, es compatible con más de 1,7 millones de puestos de trabajo, y genera casi 74.000 millones de dólares en ingresos.

El presidente del grupo, Geoff Freeman, dijo que el estudio muestra que "las contribuciones de la industria fueron subestimadas".

La industria ya usó este argumento con éxito, especialmente en las ciudades post-industriales, desde que Detroit dio la bienvenida a su primer casino en el centro en la década de 1990. Desde entonces, decenas de casinos se abrieron en el noreste y en la región del Medio Atlántico. Los estados de Massachusetts y Nueva York ya legalizaron el juego al estilo Las Vegas. Entonces ¿por qué la necesidad de convencer a cualquier otro más? "¿Por qué?", Dijo McGowan. "Porque todo el mundo está hablando de la sobresaturación".


 

 

Fuente:www.washingtonpost.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner