Juez Permite A Casino Romper Contrato Laboral Para Evitar El Cierre

El quebrado casino Trump Taj Mahal de Atlantic City en Nueva Jersey recibió la aprobación judicial para romper su contrato laboral acordado con los sindicatos, que era una condición clave para un acuerdo de rescate de la propiedad con el multimillonario Carl Icahn. El sindicato anunció rápidamente un plan para formar piquetes frente al establecimiento.

La empresa matriz, Trump Entertainment Resorts Inc., dijo que recortar 14.600.000 dólares de sus costos de pensiones sindicales y de sus costos de planes de salud anuales, es clave para salvar el casino de que se convierta en el quinto en cerrar sus puertas este año en esa localidad costera.

El juez de Quiebras, Kevin Gross, en Wilmington, Delaware, anunció durante una audiencia que iba a aprobar la solicitud y podría explicar su razonamiento en una opinión escrita la próxima semana.

El sindicato Unite Here Local 54 apelará el fallo, informó el abogado del sindicato Kathy Krieger, de la firma de abogados James & Hoffman.

Frente a la competencia de las salas de juego en los estados vecinos, cuatro casinos han cerrado este año en Atlantic City, incluyendo el más pequeño casino de Trump Entertainment, el Trump Plaza. El Taj Mahal emplea a más de 3.000 personas y alrededor de un tercio de ellos son miembros del sindicato.

El sindicato dijo que planea realizar piquetes en el Taj Mahal el 24 de octubre próximo.

"Tenemos la intención de seguir luchando contra esto, tanto
en los tribunales como en las calles", dijo en una declaración el presidente del sindicato, Bob McDevitt, quien culpó a Icahn por la pérdida de beneficios de los trabajadores.

"Él tiene una larga historia en la eliminación, reducción o congelación de beneficios para los trabajadores", dijo McDevitt.

Asimismo, el sindicato representa a los trabajadores de los ocho casinos restantes, incluyendo el Tropicana, que es controlado por una filial de Icahn. A principios de este mes, cientos de trabajadores bloquearon el tráfico en la ciudad para protestar y más de 20 personas fueron detenidas.

Icahn, que es prestamista de Trump Entertainment y controla la caja de la empresa, rechazó las críticas del sindicato. Se le debe un total de U$s 292 millones, una parte de los cuales planea invertirlos en ser propietario del casino.

Icahn informó que presentó el plan de rescate de Trump Entertainment y se le pedirá una inversión de U$s 100 millones si la empresa logra sus recortes de costos laborales. El plan de rescate también requiere concesiones fiscales por parte de la ciudad y el estado, que los políticos se negaron a aprobar.


 

 

Fuente:www.reuters.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner